Economía

China accede a reforma cambiaria en negociación con EU

10 febrero 2014 5:20 Última actualización 12 julio 2013 12:10

[Bloomberg] 


Reuters

Washington .- China tomó nota de las preocupaciones de Estados Unidos sobre robo cibernético de propiedad intelectual y secretos comerciales y acordó tomar medidas que abrirían sus mercados financiero y de compras públicas, dijo el viernes el Departamento del Tesoro estadounidense.
 
En un comunicado sobre los resultados del Diálogo anual Estratégico y Económico EU-China (S&ED, por su sigla en inglés), que concluyó el jueves en Washington, el Departamento del Tesoro también dijo que China se comprometió a adoptar una tasa cambiaria determinada por el mercado para su moneda, el yuan.
 

"Durante el S&ED, funcionarios chinos tomaron conocimiento de las preocupaciones estadounidenses sobre el creciente problema del robo de secretos comerciales e información empresarial confidencial por medios cibernéticos", dijo el informe.
 

"China prometió una mejor protección contra la apropiación indebida de secretos comerciales a través de una mayor vigilancia", agregó, en referencia a un asunto que Washington ha convertido en prioridad frente a China por un aumento de pérdidas por robo de propiedad intelectual.
 

Esfuerzos previos de Estados Unidos para que Pekín lidiara con las infiltraciones cibernéticas en redes estadounidenses para robar propiedad intelectual han encontrado negativas y una tendencia por parte de China a mezclar el espionaje informático con el robo de secretos comerciales por medios cibernéticos.
 

La revelación del ex contratista de la agencia de espionaje estadounidense y actual fugitivo Edward Snowden de programas secretos de vigilancia de Estados Unidos hicieron más difícil a Washington plantear el punto.
 

El compromiso de China en las conversaciones para adoptar un tipo de cambio determinado por el mercado para su moneda "es una parte crítica de los esfuerzos de China por reequilibrar su economía", afirmó el Tesoro.
 
Subsidios
 

Políticos estadounidenses y grupos sindicales han acusado desde hace tiempo a China de depreciar el valor del yuan para hacer más baratas las exportaciones chinas.
 

El Tesoro observó que el yuan se ha fortalecido más de un 16% frente al dólar en términos ajustados por inflación desde junio del 2010 y que ha ganado un 35% contra la divisa estadounidense desde el 2005.
 

Los fuertes subsidios de China a sus empresas estatales, que les da ventajas sobre competidores extranjeros, fue otra antigua queja estadounidense abordada durante la reunión anual entre ambos países.
 

"China prometió por primera vez asegurar que las empresas (...) tengan acceso igualitario a los insumos, como energía, tierras, agua y para desarrollar un mecanismo basado en el mercado para determinar los precios de esos insumos", sostuvo el Tesoro.
 

"Esto ayudará a nivelar el terreno de juego para empresas domésticas y extranjeras que compiten con firmas estatales chinas que a menudo pagan costos menores a los del mercado por sus insumos", agregó el comunicado.
 

Las conversaciones del 10 y 11 de julio fueron encabezadas por el secretario del Tesoro, Jack Lew, y por el subsecretario del Departamento de Estado, Bill Burns, además del viceprimer ministro chino Wang Yang y del consejero estatal Yang Jiechi.