Economía

Chilenos vuelven a tomar calles para protestar contra pensiones

El grupo "No+AFP" convocó a una serie de protestas en diversas ciudades de Chile en contra del sistema de pensiones privado, introducido de manera obligatoria en la dictadura de Augusto Pinochet.
AP
26 marzo 2017 11:51 Última actualización 26 marzo 2017 11:51
Etiquetas
Chile

Chilenos protestaron contra el sistema de pensiones establecido desde la dictadura. (Tomada de Twitter)

Los chilenos volvieron a salir a la calle el domingo en Santiago y otras ciudades del país, en una manifestación que se espera masiva para protestar nuevamente contra el sistema de pensiones privado, heredado de la dictadura.

Miles de personas se reunieron en las calles de Santiago y desfilaron por la tradicional Alameda que atraviesa la ciudad portando carteles de protesta contra las llamadas Administradoras de Fondos de Pensiones, conocidas con el acrónimo AFP, que fue introducido con carácter obligatorio en la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

La protesta fue convocada por el grupo llamado "No+AFP", que ha congregado a centenares de miles de personas en el último año en varias marchas en demanda de reformas profundas al sistema de jubilaciones, que en su mayoría son inferiores al salario mínimo de 257 mil pesos, unos 390 dólares.


"Por el nefasto sistema que tenemos en este minuto yo quiero que terminemos con las AFP de una vez por todas, son los empresarios los que siguen siendo más ricos cada día, y es tiempo de que, nosotros, los trabajadores, luchemos por lo que creemos que es correcto", relataba Domingo Marín, uno de los manifestantes.

El modelo vigente obliga a los trabajadores a ahorrar mensualmente un 10 por ciento de sus ingresos brutos, el que se acumula en una cuenta individual, de donde salen los fondos para pensionarse. Las administradoras calculan las pensiones según las expectativas de vida y cuando los pensionados cumplen un año más tras jubilarse, le rebajan la pensión porque se estima que vivirá más del tiempo calculado inicialmente, para que sus ahorros duren más años.

Los críticos del sistema afirman que las empresas administradoras obtienen cuantiosos beneficios. Las aseguradoras han reportado "durante los últimos 20 años una rentabilidad anual promedio de 26.3 por ciento sobre su patrimonio", señala en un artículo de opinión en la publicación Ciper Benjamín Sáez, investigador de la Fundación SOL, institución que investiga temas sociales y de desigualdad en Chile.

"Sin ir más lejos, el negocio de la "seguridad social" entregó a estas compañías ingresos de mil 558 millones de pesos diarios (2.3 millones de dólares) durante el 2015", continúa Sáez en su artículo.

Por su parte los defensores del sistema de AFP argumentan que el modelo necesita un cambio, pero niegan la posibilidad de volver a un sistema de reparto, como se pide, argumentando que este modelo ha fracasado en lugares como Europa. Y afirman que la pirámide invertida de poblaciones cada vez más longevas ponen en debate la viabilidad de las pensiones en todo el mundo.