Economía

Chihuahua dejará
de subsidiar pensiones estatales por 2,200 mdp

La reforma al sistema de pensiones estatales permitirá dar certidumbre a los trabajadores y lograr una estabilidad en el sistema para los próximos 110 años.
Zenyazen Flores
05 marzo 2014 12:15 Última actualización 05 marzo 2014 12:35
[En la actualidad los beneficiarios deben tener 65 años de edad mínima y no estar pensionados o jubilados /Cuartoscuro] 

La gente piensa en un esquema jubilatorio. / Bloomberg / Archivo]

El gobierno de Chihuahua realizó una reforma al sistema de pensiones estatales que permitirá "refinanciar" a más de 50 mil trabajadores con un esquema jubilatorio realista que antes de la reforma no garantizaba viabilidad en el corto plazo por el alto costo en subsidio que representaba.

César Duarte, gobernador de la entidad, señaló en conferencia de prensa que la reforma permite que tan sólo en 2014 el gobierno estatal deje de subsidiar más de 2 mil 200 millones de pesos el sistema de pensiones.

Dijo que la nueva Ley de Pensiones Civiles es vigente desde el 1 de enero de 2014 y apuntó que esa reforma permitirá reestructurar 130 mil millones de pesos en pasivos, a fin de dar certidumbre a los trabajadores y lograr una estabilidad en el sistema para los próximos 110 años.

La reforma incluye aspectos como el "Factor 85", que consiste en ajustar las edades de jubilación y años trabajadores a la expectativa de vida de la época actual, equivalente al 85 por ciento de los años de vida fijada por el INEGI.

También considera la basificación universal, es decir, basificar a todos los empleados del gobierno del estado incorporando como aportadores al fondo de pensiones a 70 por ciento de los trabajadores que se encontraban fuera del mismo.

Además, se prevé implementar la aportación voluntaria de los jubilados ya existentes en la misma proporción que aportaban como trabajadores activos y establecer la aportación de los futuros.

En tanto que, a quien cumpla los años requeridos para su jubilación y opte por seguir trabajando, se le compensará con un "sobre suedo" de hasta el 20 por ciento, dependiendo de su antigüedad.

"Sin estas modificaciones el sistema de pensiones habría colapsado económicamente en 2016 cuando se retirarían unos 5 mil trabajadores, al llegar el tiempo de su jubilación", subrayó el gobernador.