Economía

Changarros comienzan
a tecnologizarse

Tiendas de abarrotes podrán contar con el equipo y tecnología que les permita ofrecer servicios de valor agregado, como recargas a celulares y boletos de cine y así hacer competencia a las tiendas de autoservicio.
Marcela Ojeda
20 mayo 2014 19:45 Última actualización 20 mayo 2014 19:49
[La participación de las tiendas de abarrotes creció 4.4 por ciento y representó el 41.6 por ciento de las compras de la población. / Archivo]

Tiendas de abarrotes contarán con tecnología para vender servicios de valor agregado (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Por fin, gradualmente la tecnología llega a los “changarros” o tienditas de la esquina, mediante un proyecto creado para ayudarles a enfrentar la competencia de las grandes cadenas de conveniencia y autoservicio, pero que al final del día también será un aliado del Servicio de Administración Tributaria (SAT), para la formalización de negocios.

Se trata de un concepto de la venta de servicios de valor agregado y mejores prácticas comerciales con Tecnología Terminal Punto de Venta (TTPV) que incluye un módem 3G, diseñado y ofrecido por Multired Global, empresa mexicana desarrolladora de soluciones en hardware y software, explicó Rafael Larenas, Director de Relaciones Públicas y Mercadotecnia de la compañía.

Dijo que en tres años de existencia están en 6 mil puntos de venta o tienditas ubicadas en las 20 principales ciudades y 10 estados, las cuales han logrado incrementar el número de clientes, y con ello, en un año han elevado sus ventas en alrededor de 20 por ciento, al utilizar fácilmente la plataforma tecnológica y las TPV’s de Multired Global.

A través de este sistema los changarros ofrecen servicio telefónico vía internet, recargas a celulares, recepción y envío de dinero incluso desde y al extranjero, recepción de pagos de servicios (telefonía y electricidad); venta de tarjetas de regalo, boletos de Pronósticos Deportivos y para funciones de cine, y hasta micro-seguros.

“También tienen la oportunidad de aceptar pagos con tarjetas de crédito y débito y convertirse en corresponsales bancarios”, añadió Taro Tsutsumi, Director General de la empresa, y destacó que esta plataforma cuenta con un sistema para administrar las tienditas, en el que pueden llevar el control de ventas e inventarios.

Añadió que los negocios también cuentan con una pantalla tipo LED para publicidad electrónica –como parte de todo el equipo, cuyo peso en conjunto es de 6 kilos, lo que inhibe que sea robado--, y que en lo que va del año han instalado más de 4 mil TPV’s, teniendo como meta un promedio de mil terminales al mes, con una mayor distribución geográfica.

“Nosotros no le cobramos nada al tendero; le damos el equipo en comodato; se lo prestamos, y nosotros hacemos toda la inversión, sólo con que use nuestro equipo y tengan un determinado número de transacciones al mes, --que impliquen alrededor de 20 mil pesos--, vendiendo los diferentes servicios, es con lo que cubrimos nuestros gastos operativos.

“Obtenemos un 2 por ciento de comisión por cada una de las transacciones que se vayan generando en la máquina, pero esto es prácticamente imperceptible para los dueños de las tienditas”, añadió, al destacar que hay planes para extenderse en otros micro negocios como papelerías, ferreterías y estéticas, entre otros.

Asimismo subrayó que mediante una inversión directa de la empresa de alrededor de 6 millones de dólares, este año planean tener cubiertas 40 ciudades más y extenderse a países como Filipinas y de Centroamérica, cuyos mercados tienen un perfil parecido al mexicano, y destacó que un objetivo en México es contar con 100 mil PVS’s en 5 años.

VEHÍCULO PARA EL PAGO DE IMPUESTOS Y APOYO AL SAT

Por otra parte, Tsutsumi destacó que actualmente trabajan en el desarrollo de un módulo que iría conectado a su software de punto de venta, el cual automáticamente calculará los impuestos.

“Con un solo botón se hace la conexión con el SAT; realiza el cálculo del pago de impuestos que se tiene que hacer e incluso imprime el número de referencia de pago que el contribuyente tiene que hacer en el banco. Esto quedaría listo en tres meses, y antes de que termine el año seguramente estará operando.

“La recaudación tributaria es muy importante para el crecimiento económico. El Gobierno Federal quiere fomentar programas para la formalidad, y nosotros, para dejar el equipo en las tienditas les pedimos su RFC y de esa forma también ayudamos, porque además con el sistema se evitan el costo de un contador”.

Enfatizó que están pensando tener diferentes versiones del sistema de administración o del software; hacer una versión para papelerías, otra para ferreterías y otra para estéticas, y llevarles el mismo beneficio.

Por último destacó que ya han realizado proyectos piloto con el SAT para ver, una vez instalado el equipo, cuánta gente se incorpora, “y los índices son muy altos: de cada 100, en los primeros dos o tres meses el 40 por ciento se inscribe”.