Economía

IP podrá almacenar combustibles con CFE

La CFE pondrá a disposición de otras empresas el doble de capacidad de almacenamiento de lo que se tienen actualmente en el país. En la primera etapa se ofrecerá a través de temporadas abiertas en tres centrales de generación de Baja California.
Atzayaelh Torres
14 marzo 2017 13:8 Última actualización 15 marzo 2017 5:0
CFE

(Bloomberg)

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) pondrá a disposición de otras empresas una capacidad de almacenamiento de 10.7 millones de barriles de combustibles, el doble de lo que se tiene actualmente en todo el país.

En la primera etapa buscará asociarse para que se ofrezca a través de temporadas abiertas en seis centrales de generación ubicadas en Baja California y en Sonora.

“La infraestructura de almacenamiento se encuentra ubicada estratégicamente en todas las regiones del país y cuenta con una capacidad potencial que se irá liberando paulatinamente en los próximos 12 años, para almacenar hasta 10.7 millones de barriles de combustibles líquidos. Con ello prácticamente se duplicaría la capacidad actual de almacenamiento con que cuenta nuestro país”, dijo Jaime Hernández Martínez, director general de la CFE en un evento de presentación.

En Baja California, las centrales que pondrán a disposición serán las de Rosarito, Ensenada y Mexicali, que juntas tienen una capacidad de almacenamiento de 574 mil barriles que se irá liberando en los próximos siete años, lo que equivale a diez días de consumo de la entidad en el caso de gasolinas. Sin embargo, explicó que la capacidad en la entidad podría incrementarse a un millón.

Por su parte, la infraestructura ubicada en Sonora se encuentra en Guaymas, en Puerto Libertad y Caborca, y cuenta con una capacidad potencial de más de un millón de barriles, es decir, más de 20 días del consumo estatal de gasolina y diésel.

Hernández explicó que la capacidad que pondrán a disposición del mercado, gasolineros principalmente, fue resultado de las conversiones que realizaron en sus plantas para que generaran electricidad mediante gas natural y no con combustibles líquidos como el combustóleo.

Precisó que actualmente México mantiene bajos niveles de inventarios de petrolíferos, situación que se deriva de que las 78 terminales de almacenamiento que existen en el territorio nacional se encuentran saturadas en función de la creciente demanda de combustibles en el país.

“CFE ha dejado de ser una empresa de generación de electricidad y ha pasado a ser una empresa de energía”, agregó el ejecutivo ante los interesados.

En este sentido, aclaró que las subsidiarias de generación en todo momento mantendrán la propiedad de estos tanques y recibirán un pago por su uso, sustentado en la tarifa de almacenamiento que, en su momento, será aprobada por la Comisión Reguladora de Energía.
La operación será realizada a través de la filial CFEnergía, que comanda Guillermo Turrent, quien administrará los 60 centros de almacenamiento disponibles próximamente.