Economía

CFE invertirá mil mdd
en cable para abastecer
de energía eléctrica a BCS

Este año comenzará la construcción de un cable submarino que interconectará a Baja California Sur al Sistema Eléctrico Nacional, el cual comenzará a operar en 2021 y permitirá reducir costos de generación de energía y mejorar la prestación del servicio.
Corresponsal Bertoldo Velasco
28 junio 2017 20:54 Última actualización 28 junio 2017 20:54
CFE

El director de la CFE presentó hoy el proyecto con el gobernador de Baja California Sur. (Bloomberg)

La Comisión Federal de Electricidad invertirá cerca de mil millones de dólares en la construcción de un cable submarino que atravesará el Mar de Cortez, para interconectar a Baja California Sur al Sistema Eléctrico Nacional.

Jaime Hernández Martínez, director general de la CFE, dio a conocer hoy ante el gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, el inicio del proyecto a partir de este año y el cual empezará a operar a partir del año 2021.

Una vez que entre en operación este cable submarino en el 2021, permitirá reducir el costo de la generación de energía, mejorar la competitividad de la entidad y la calidad de las transmisiones, además de hacer más confiable la prestación del servicio.

Esto debido a que junto con el cable de transmisión, se tenderá una línea de 32 pares de fibra óptica, además se permitirá que otros proyectos, como las centrales fotovoltaicas, se instalen en la entidad, ya que esta energía podría ser “transportada y comercializada en otros sitios de consumo en la República Mexicana”.

Esta interconexión submarina, destacó Hernández Martínez, fue considerada como “la mejor opción para la entidad, a fin de garantizar un servicio de energía de mejor calidad, precios más competitivos y procesos amigables con el medio ambiente.

"Por lo que cumpliremos todas las normas ambientales que lejos de generar un perjuicio al medio ambiente contribuirá al desarrollo más armónico del estado alrededor de procesos de generación de energía eléctrica más limpios, ya que una de las ventajas de este proyecto, es que abre las puertas al desarrollo de nuevas centrales de generación limpia y renovable tanto fotovoltaica como eólica”.

Respecto a las centrales actuales, Hernández Martínez, se convertirán en “centrales de respaldo” en el periodos de alta demanda ante temperaturas extremas o ante fenómenos meteorológicos, con lo cual se asegura que en momentos como esos, se necesita asegurar la capacidad instalada para satisfacer esa demanda y que esta, sea robusta y suficiente.