Economía

Error, que oficiales de centros cambiarios recurran a amparos ante certificación: experto

El analista financiero José Manuel Ripa Webher destacó que cumplir  con la certificación es positivo debido a que los acerca más a la posibilidad de algún día vender sus divisas a los bancos, sobre todo los excedentes.
Corresponsal Eliud Ávalos
03 julio 2016 12:43 Última actualización 03 julio 2016 12:51
Peso

(Peso/Bloomberg)

TIJUANA.- Inició el periodo de exámenes para los oficiales de cumplimiento de los centros cambiarios en Baja California, el objetivo es certificarse y cumplir con lo dispuesto en la ley para entidades financieras, sin embargo en Tijuana varios empresarios del sector recurrirán al amparo para evitar el cumplimiento de dicha disposición, lo cual es un error, manifestó el analista financiero José Manuel Ripa Webher.

El Oficial de Cumplimiento, de acuerdo con la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito aplicables a los centros cambiarios tiene obligaciones muy específicas.

Entre ellas está informar al Comité (cada centro cambiario deberá contar con un órgano colegiado que se denominará Comité de Comunicación y Control) sobre conductas, actividades o comportamientos realizados por los directivos, funcionarios, empleados, apoderados o factores del centro cambiario, que provoquen que se incurra en infracción a lo dispuesto en la ley (General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito), o si contravienen lo previsto en la misma, con el objetivo de imponer las medidas disciplinarias correspondientes.


También debe hacer del conocimiento del Comité, operaciones cuyas características pudieran generar un alto riesgo para el centro cambiario; coordinar tanto las actividades de seguimiento de operaciones, como las investigaciones que deban llevarse a cabo a nivel institucional, con la finalidad de que el Comité cuente con los elementos necesarios para dictaminarlas, en su caso, como operaciones inusuales o internas preocupantes.

Debe además recibir y verificar que el centro cambiario dé respuesta en los términos de las disposiciones legales aplicables, a los requerimientos de información y documentación, así como a las órdenes de aseguramiento o desbloqueo de operaciones, que por conducto de la comisión (Nacional Bancaria y de Valores) formulen las autoridades competentes en materia de prevención, investigación, persecución y sanción de conductas que pudiesen actualizar los supuestos previstos en los artículos 139, 148 Bis o 400 Bis del Código Penal Federal.

La designación del oficial de cumplimiento debe recaer en alguien, independiente de las unidades del centro cambiario encargadas de promover o gestionar los productos financieros que ofrecen a sus usuarios. Tampoco puede ser alguien que tenga funciones de auditoría interna en el centro cambiario.

Cada centro cambiario deberá establecer los procedimientos conforme a los cuales el Oficial de Cumplimiento desempeñará las funciones y obligaciones establecidas.

“Por desgracia, en Tijuana se habla de que por lo menos un grupo de 40 Centros Cambiarios buscaría un amparo. Esto sucede porque muchos en lugar de tener una persona con el perfil para ser oficial de cumplimiento, pusieron a sus familiares, la suegra, la mamá, el esposo, al cajero y nunca se prepararon para estos cambios”, observó Ripa Webher.

Explicó que las revisiones se han endurecido de parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y que derivado de ello ha habido muchas sanciones en el primer trimestre de 2016, en Baja California, de acuerdo con datos con la CNBV, hay 143 centros cambiaros con registros cancelados, 169 renovados y 46 nuevos. Esto nos daría 215 centros en activo de 358 en el estado

El boletín de sanciones de la CNBV muestra que éstas han llegado a los 2 millones 265 mil pesos a centros cambiarios, de lo cual se ha pagado 185 mil 376 pesos. Las conductas sancionadas fueron: 1) No entregó información dentro del plazo establecido por mandato de Ley (31%); 2) Omitió presentar dentro del plazo legal reporte de operaciones con divisas (13%); 3) Presentó deficiencias en sistemas automatizados (32%).

Hubo 67 reprimendas a Centros Cambiarios, 30 fueron amonestaciones, 18 multas, 7 cancelaciones de registro y 12 órdenes de suspensión de operaciones.

No se precisa de qué estados de la república, pero ofrece un panorama de las sanciones que en total arroja una cifra de 106 millones 257 mil 484 pesos, la diferencia la aportan casas de bolsa, sociedades financieras populares, almacenes generales de depósito , sociedades cooperativas de ahorro y préstamo, uniones de crédito, Sofomes, transmisores de dinero, casas de cambio, etc.

“Esto nos habla de que en las revisiones que ha hecho la comisión, están encontrando un bajo porcentaje de centros cambiarios que están al 100 por ciento de cumplimiento. Tanto en Tijuana como en Ciudad Juárez y otras entidades del país, hay grupos de centros cambiarios que se están amparando contra la certificación del oficial de cumplimiento”.

De acuerdo con Ripa Webher, la búsqueda de un amparo no va a servir de nada y anticipó que no van proceder y les va a costar dinero.

Insistió en que quienes promueven esto caerían en un error debido a que ya se estableció y lo mismos se ha pedido a todas las entidades financieras. “Consideran que no es justo que se les exija este requisito o se les hace muy pesada la carga”.

El experto destacó que cumplir es positivo debido a que los acerca más a la posibilidad de algún día vender sus divisas a los bancos, sobre todo los excedentes. Además es será necesario para el próximo año, cuando varios centros cambiarios tendrán que renovar sus registros.

Señaló que se requiere que exista una distinción por parte de la CNBV y se informe quiénes cumplen y quiénes son los que se han amparado contra las disposiciones.

“Un centro cambiario que no esté en cumplimiento, obviamente está infringiendo la ley porque se presta para el lavado de dinero, pueden estar haciendo mal uso de la información de sus clientes y por eso es muy importante que los usuarios distingan entre los centros cambiarios que si están en cumpliendo y los que se están amparando, junto con los que están informales”.

El oficial de cumplimiento debe estar certificado a más tardar el primero de enero de 2017, y éste debe aprobar el examen sobre la Ley de Prevención de Lavado de Dinero, el cual ha sido apoyado por la CNBV, el Banco Mundial y varias universidades en México. A finales de julio se darán los primeros resultados y en octubre se podrá presentar de nuevo para quienes no aprobaron o no lo presentaron.

: