Economía

CEPAL rebaja a 3.0% tasa de crecimiento de México

La Comisión disminuyó su pronóstico de crecimiento económico por el desempeño más débil de Brasil y México durante 2014.
Redacción 
29 abril 2014 12:16 Última actualización 29 abril 2014 12:41
Etiquetas
Cartera llena de billetes

Cartera llena de billetes de 100 pesos. (Arturo Monroy/Archivo)

SANTIAGO.- La economía de México crecerá 3.0 por ciento en 2014, menos que una estimación previa de 3.5 por ciento, informó este martes la CEPAL.

En su Balance Económico Actualizado de América Latina y el Caribe 2013, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) consideró un acotado dinamismo de las principales economías de la región.

Según la Comisión, América Latina y el Caribe crecerán un 2.7 por ciento en 2014, inferior al 3.2 por ciento pronosticado en diciembre de 2013, ante un panorama externo incierto.


Sin embargo, la recuperación económica de Estados Unidos tendrá un impacto positivo en las economías más cercanas, especialmente en México y Centroamérica, dada su importancia como socio comercial.

En su reporte, la CEPAL indica que los índices de actividad de los países desarrollados -en especial Estados Unidos, Reino Unido, Corea, Alemania y varios otros de la zona del euro- han mostrado un repunte, pero que existe cautela por la situación de China, uno de los principales socios comerciales de la región, que se impuso 7% como meta mínima de crecimiento para este año.

Según el pronóstico del centro de estudio de la región, “se prevé que la demanda por productos básicos (commodities), especialmente mineros y alimenticios, se mantendrá limitada, lo que sumado a la apreciación de las monedas de los países desarrollados, haría bajar sus precios moderadamente. La disminución afectaría a las economías exportadoras de estos productos, como las de América del Sur”.

En este contexto de modesto crecimiento económico regional, la CEPAL advierte que no se registrará un repunte significativo de los niveles de empleo, lo que podría traducirse en un aumento de la tasa de desempleo -que en 2013 marcó un nuevo mínimo de 6.2%- solamente si se revierte el descenso de la participación laboral que se observó el año pasado.