Economía

Celular, apuesta
de los bancos en el país

Bancos como Banamex y Santander  ya permiten adaptar un dispositivo al celular para poder cobrar y Banorte ya permite generar una tarjeta de crédito virtual para cada operación; una transacción bancaria móvil puede hacerse por una séptima parte del costo de una transacción realizada en una sucursal bancaria.
Jeanette Leyva
06 mayo 2014 0:43 Última actualización 06 mayo 2014 5:0
Banamex

Bancos como Banamex permiten adaptar dispositivo al celular para poder cobrar.(www.banamex.com.mx)

CIUDAD DE MÉXICO.- En México, el celular es una de las apuestas de los bancos, al haber más de 100 millones de móviles, por lo que las cuentas móviles y las aplicaciones bancarias para los celulares son dos servicios que han crecido en los últimos dos años.

Para el Banco Mundial, la banca digital expande las oportunidades para los negocios pequeños al brindarles acceso a sistemas de pagos electrónicos, a productos financieros seguros y a la oportunidad de forjar un historial financiero.

Además, reduce sustancialmente los costos de hacer negocios: los estudios revelan que una transacción bancaria móvil puede hacerse por una séptima parte del costo de una transacción realizada en una sucursal bancaria.

Sin embargo, los celulares no sólo sirven para tener el banco a la mano, sino también la llegada de dispositivos que se adaptan para habilitarlos como Terminales Punto de Venta (TPV), permiten incrementar las puertas de acceso al uso de medios de pago electrónicos, explicó Adolfo Babatz, director general de la empresa Clip.

Por ello, anticipó, los dispositivos para adaptar a un celular y convertirlos en una TPV, con la cual se puedan usar tarjetas de crédito y débito, auguran la extinción de las TPV.

En nuestro país, Banamex, Santander y American Express son algunos de los bancos que permiten adaptar un dispositivo al celular para poder cobrar.

Un modelo distinto es el de Banorte que permite generar una tarjeta de crédito virtual para cada operación, haciendo más segura la transacción.

Walt Macnee, vicepresidente de la junta directiva de MasterCard y presidente de su Centro para el Crecimiento Inclusivo, explicó que están haciendo uso de las innovaciones en el campo de la tecnología para pagos electrónicos como los celulares y los servicios de prepago para ayudar a las personas a que puedan tener vidas más seguras, empoderadas e inclusivas.

“Esperamos tener un gran impacto ayudando a mejorar la forma en que los gobiernos llevan los beneficios sociales a los destinatarios. Países como África del Sur, México, Colombia y hasta Estados Unidos están utilizando ya los pagos electrónicos para hacer esto.”

Adriana Ramírez, directora general de Visa México, consideró que los celulares serán uno de los medios más utilizados para la inclusión financiera y bancarización, al ser de fácil acceso, pero también para los negocios de menor tamaño, ya que les permite crecer y disminuir el uso de efectivo.

Sin embargo, los cambios también incluyen buscar acelerar los pagos móviles en el mundo, por lo que Visa presentó recientemente la opción de hospedar cuentas habilitadas con Visa payWave (pago sin contacto) en una nube virtual segura. Esto dará a las instituciones financieras más opciones para ofrecer a sus clientes formas seguras de pagar con su smartphone, explicó Ramírez.

Esta tecnología que presentó Visa, de pagos basados en la nube sigue a la introducción de una nueva capacidad en el sistema operativo Android para móviles, llamada Host Card Emulation (HCE).

“El sistema HCE permite que con un celular pueda bajar de la nube la información del tarjetahabiente, pasarlo a un receptor de lectura sin contacto, por lo que el consumidor puede pagar de forma rápida sin hacer contacto con la terminal; se dice rápido pero detrás hay mucha infraestructura”.

En países como México, que todavía usa el efectivo de manera predominante, las nuevas tecnologías se utilizan más rápido por los usuarios, porque la necesidad así lo exige, ya que hace falta más infraestructura fija.

En este sentido, se favorece el uso de las tecnologías móviles y de punta en el sistema bancario, para llegar y ayudar a los clientes.

Por otra parte, la banca digital se expande poco a poco a otros sectores como la agricultura, el transporte, el agua, la salud, la educación y la energía limpia.