Economía

CCE Yucatán perdería inversiones por reforma hacendaria

10 febrero 2014 4:7 Última actualización 30 septiembre 2013 19:48

[Empresarios exponen que sector maquilador se vería afectado; en juego 2 mil 300 mdp para el 2014 / Bloomberg]


Yoisi Moguel
 
 
Mérida, Yucatán., 30 de septiembre.- El Consejo el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Yucatán advirtió del riesgo en que se encuentran las inversiones por 2 mil 300 millones de pesos programadas para el 2014 del sector maquilador y de la industria de la transformación, de aprobarse la Reforma Hacendaria.
 
Por ello, el pleno del CCE rechazó totalmente la Reforma Hacendaria y exigió a los legisladores federales yucatecos del PRI, PAN y PRD tomar en cuenta su postura al momento de emitir su voto sobre la propuesta presentada por el presidente Enrique Peña Nieto.
 
En voz de su líder, Carlos Worbis Rosado, los empresarios yucatecos aclararon a los diputados federales que estarán pendientes de la actuación de cada uno de ellos al momento de la votación de esta reforma, y dependiendo de su voto será el apoyo o el rechazo que tendrán al momento de escalar a otro puesto de elección popular.  
 
En reunión donde se dieron cita 9 de 11 legisladores federales de la entidad, Worbis Rosado señaló que la política económica y la política tributaria de un país deben de ir en el mismo sentido, ya que hablar de impuestos es hablar de economía.
 
Consideró que la reforma hacendaria que se promueve va en contra de lo que realmente necesita el país.
 
 
México forma parte de una economía globalizada y para ser competitivo, requiere de una política tributaria eficiente, moderna y de clase mundial, que propicie y mantenga la inversión del capital nacional, que atraiga la inversión extranjera, para que en conjunto  se generen empresas y con ello nuevos empleos bien remunerados, subrayó.
 
 
Por su parte, el presidente de la Asociación de Maquiladoras de Exportación de Yucatán, Gerardo Díaz de Zavala sostuvo que de aprobarse la Reforma Hacendaria, que contempla el pago de un impuesto por exportaciones, este sector se vería afectado con la disminución del 40 por ciento de su planta laboral en la entidad, reduciendo el número de 20 mil a 12 mil trabajadores.
 
 
 
El problema que no prevé el Gobierno Federal y los diputados, que tan sólo en Yucatán serían ocho mil empleos que se perderían, mismo que no se podrán canalizar hacia otros sectores, pues el empresariado no tendrá la capacidad para crear fuentes laborales, anotó.
 
 
 
No obstante, la excesiva carga tributaria que tendrán las empresas, las compañías extranjeras empezarán a mirar hacia otros países que ofrecen mejores condiciones fiscales, lo cual también afectará a la entidad pues pueden perderse cerca de 800 millones de pesos de inversiones.
 
 
 
En su turno, la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, Marisol Lugo Ayora advirtió que con la reforma que propone el Gobierno Federal, de aprobarse tal y como fue presentada, en Yucatán se corre el riesgo de perder proyectos de inversión que se empezaron a concretar en este año, y que representaría que se dejarán de invertir cerca de mil 500 millones de pesos.