Economía

CCE urge tirar el nacionalismo ligado al mito petrolero

12 febrero 2014 4:19 Última actualización 25 junio 2013 17:38

[Cuartoscuro] 


Eduardo Ortega
 
El reelecto presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, hizo un llamado a la clase política a impulsar reformas verdaderamente estructurales y, en materia energética, pidió superar el nacionalismo ligado al mito petrolero.
 
Ante el presidente Enrique Peña Nieto, el líder empresarial dijo que con los procesos de cambio en materia hacendaria, energética, financiera y de seguridad social, el reto que tiene el país es sentar las bases para revertir tres décadas de estancamiento estabilizador, con un crecimiento del 2.5%.
 
En la 31 Asamblea General Ordinaria del CCE, aseveró que para crecer sostenidamente al 6% con un millón de empleos formales, es necesario sacar adelante reformas verdaderamente estructurales.
 
"Ya no podemos quedarnos en cambios superficiales, misceláneas o ajustes provisionales. Conservemos lo que funciona y atrevámonos a dejar atrás lo que nos limita y no tiene razón de ser", sostuvo.
 
De acuerdo con Gutiérrez Candiani, es hora de superar el nacionalismo ligado a un mito petrolero, estancado por restricciones que lo asfixian y que pueden dejarnos fuera como país de la mayor revolución del sector energético en los ultimas 100 años.
 
Refirió que se perfilan cambios radicales en el consumo y un aumento en la producción mundial de hidrocarburos, vía fuentes del Shale Gas, presente en México pero también en Estados Unidos y Canadá, entre otros.
 
"Por eso el sector empresarial se pronuncia en contra de la privatización de Pemex y a favor de la apertura a las inversiones públicas y privadas para potencializar al sector y a la economía."
 
Sostuvo que el objetivo es contar con empresas públicas modernas y eficientes, con autonomía y capacidad de gestión que pueda participar en las sucesiones estratégicas con una fórmula ganar-ganar.
 
Con ello, estimó que se detonaría una derrama de más de 300,000 millones de dólares en nuevas inversiones en el sexenio y cientos de miles de empleos.
 
Agregó que con la misma urgencia se necesita una reforma hacendaria que incremente en al menos 4 puntos porcentuales la recaudación tributaria que hoy no pasa del 10% del PIB.