Economía

CCE inicia mesas de trabajo sobre reforma anticorrupción

Juan Pablo Castañón, presidente del CCE, detalló que en las mesas participa la Secretaría de la Función Pública, la Cofemer y American Chamber, por mencionar algunos.
Leticia Hernández
04 julio 2016 13:40 Última actualización 04 julio 2016 13:58
Juan Pablo Castañón, presidente del CCE. (Especial)

Juan Pablo Castañón, presidente del CCE. (Especial)

El Consejo Coordinador Empresarial inició los trabajos de cuatro mesas para acompañar a los legisladores en la agenda del Sistema Nacional Anticorrupción.

La cúpula empresarial considera que para el desarrollo de las instituciones del Estado de derecho democrático en México, se debe avanzar por seis cauces específicos: procesos políticos que mantengan la cohesión social; seguridad pública; legalidad; asegurar derechos fundamentales de los ciudadanos; provisión de insumos fundamentales para el progreso y equilibrio eficiente de necesidades colectivas e individuales.

En su mensaje semanal Juan Pablo Castañón, presidente del CCE, informó que el consejo inició los trabajos de las mesas conjuntas que acordó implementar para fines de diseño de políticas públicas, con la Secretaría de la Función Pública en la que participan todos los organismos que lo integran, así como la Cofemer, Transparencia Mexicana, American Chamber of Commerce México y la Federación de Colegios de Ingenieros Civiles, entre otras instituciones.


Los trabajos se realizarán en cuatro mesas: Reformas normativas en materia de contrataciones públicas; Medidas preventivas mutuas de combate a la corrupción; Trámites sensibles y de regulación; y Mecanismos de denuncia empresarial y seguimiento de casos hasta su resolución.

Paralelamente, con el soporte del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales y de la International Chamber of Commerce México, inició un programa de promoción, capacitación y certificación de empresas en combate a la corrupción y para el cumplimiento de obligaciones dentro del marco de las leyes aplicables.

“Es un esfuerzo que complementa el de la adopción del Código de Integridad y Ética Empresarial, con validez internacional y basado en reglas y métodos de autorregulación, con normas y estándares internacionales”, explicó el líder empresarial.

En cuanto al desarrollo de instituciones en un marco de estado de derecho democrático, el CCE identifica seis causes específicos.

Que los procesos políticos mantengan la cohesión social: democracia efectiva, como medio de representación y rendición de cuentas puntuales, y generación de acuerdos dentro de la pluralidad y la diversidad.

La seguridad pública debe garantizar la integridad física y patrimonial de las personas físicas y morales; mediante la legalidad, tener reglas claras y perdurables; justicia al alcance de todos, con equidad, inclusión y eficiencia. Se debe asegurar los derechos fundamentales de los ciudadanos: los derechos humanos de todos, sin excepciones.

No se debe dejar de lado la provisión de insumos fundamentales para el progreso y la equidad: servicios de salud, previsión social y educación de calidad para todos y debe existir un equilibrio eficiente de necesidades colectivas e individuales: democracia y economía de mercado con responsabilidad social.

“Nuestro llamado a todos los mexicanos es a avanzar, juntos, sobre estos ejes, que deben unirnos por encima de las diferencias que podamos tener. La lucha por el Estado de derecho no es de izquierda o de derecha. Es un reto de todos los mexicanos, y cada quien tiene un rol que jugar y un compromiso con México”, apuntó el líder empresarial.

: