Economía

Cayó el peso 6% real entre mayo y junio: BIS

10 febrero 2014 4:46 Última actualización 18 julio 2013 5:5

[Bloomberg]


 
 
Esteban Rojas
 
De acuerdo con los índices de tipo de cambio efectivo publicado por el Banco de Pagos Internacional (BIS, por sus siglas en inglés), el peso mexicano fue la cuarta moneda que mayor corrección experimentó durante la turbulencia generada en meses pasados, derivada de las expectativas de cambios en la política monetaria en los Estados Unidos.
 
La medición indica que la moneda mexicana registró una caída acumulada de 6.0 por ciento en términos reales durante mayo y junio del presente año, solamente superado por las divisas de Sudáfrica. con 8.8; Australia, con 7.9, y Brasil, con 6.9 por ciento.
 
El peso experimentó un vertiginoso desplome nominal de 12.13 por ciento del 9 de mayo al 20 de junio del 2013, al pasar el tipo de cambio de 11.9599 a 13.4112 unidades a la venta, en el mercado de mayoreo.
 
La caída de la moneda nacional frente al dólar durante mayo y junio, le permitió corregir una sobrevaluación de 6.87 por ciento. De acuerdo al índice del tipo de cambio real publicado por el BIS, el referente al peso pasó de 106.87 en abril de este año a 100.44 en junio, colocándolo en el mismo nivel del cálculo del año base de 2010. Es decir, en términos reales el peso mexicano se ubica en niveles similares a los registrados tres años atrás.
 
De acuerdo con el banco de bancos, en el ciclo que se inició desde la pasada crisis económica mundial, cuyo epicentro estuvo en el sector inmobiliario de Estados Unidos, el peso observó una sobrevaluación máxima de 13.81 por ciento en agosto de 2008 y una subvaluación mínima de 12.26 por ciento en mayo de 2009.
 
En América Latina, se puede decir que el peso mexicano ocupa un lugar intermedio. La moneda de Brasil tiene la mayor subvaluación (10.14%), seguida de Argentina (7.19%) y Colombia (1.42%). En tanto que las monedas de Perú y Chile registran una moderada sobrevaluación de 4.32 y 1.06%, respectivamente.
 
Durante julio, la moderación en el discurso de la Reserva Federal con respecto a su política monetaria ha permitido que la moneda nacional acumule una recuperación de 3.64 por ciento al cerrar ayer en 12.50 pesos dentro del mercado interbancario.
 
La turbulencia en los mercados todavía continuará. El hecho de que la Fed haya matizado su discurso no elimina el riesgo de que el cambio en su política monetaria tenga que ocurrir en algún momento. Esta situación se podría presentar con mayor probabilidad a finales de este año o a más tardar a principios del 2014. El catalizador de esta política será la velocidad con que se recupere la principal economía del mundo.
 
La fortaleza del dólar y los cambios en los flujos de capital son los efectos negativos más visibles con los que tendrá que lidiar el peso. Esta situación vuelve todavía más urgente la aplicación de medidas que tiendan a fortalecer los fundamentales de la economía, entre los que destaca las reformas hacendaria y energética.