Economía

Cayó el peso 2.49% en la semana

10 febrero 2014 4:26 Última actualización 29 septiembre 2013 20:57

 [Es la quinta ocasión en el año que la moneda mexicana registra una caída superior a dos puntos porcentuales / Arturo Monroy]  


Antonio Sandoval / Esteban Rojas

El peso mexicano tuvo una semana de fuertes pérdidas, al cierre del periodo su descenso fue de 2.49 por ciento, es la quinta ocasión en el año que la divisa nacional registra un saldo semanal negativo superior a dos puntos porcentuales.

Por magnitud, la caída del peso en la semana que recién concluyó fue la cuarta más fuerte del año, con un ajuste que regresó los precios de la paridad cambiaria a los que se registraba en los primeros días del mes que está por terminar, desde que el peso tocó su punto de mayor fortaleza el pasado 19 de septiembre, acumula un descenso de 3.38 por ciento, incluyendo una racha perdedora de cuatro sesiones.

Las causas del ajuste en la paridad cambiaria estuvieron íntimamente ligadas a la cautela que se registra en los mercados mundiales por las intensas negociaciones en el Congreso de Estados Unidos, a fin de lograr un acuerdo para que el país cuente con un presupuesto que le permita iniciar el año fiscal 2014, programado para mañana martes 1 de octubre.

La eventual parálisis del gobierno de Estados Unidos afectaría el desempeño de una economía que apenas muestra signos de recuperación, y que tiene pendientes los posibles efectos de una medida que la Fed ha postergado al menos hasta finales de octubre, el recorte a su programa de compra de activos, mejor conocido como estímulos monetarios.

Aunque los ajustes del peso mexicano obedecieron casi de manera exclusiva a la situación que se registra en Estados Unidos, también existen algunos pendientes nacionales que podrían reflejarse en el tipo de cambio.

Concretamente, el destino de las reformas estructurales en el Congreso mexicano, se acercan semanas cruciales para su eventual aprobación, o la posibilidad de que sean modificadas e incluso rechazadas, diferentes actores económicos y financieros nacionales e internacionales han advertido sobre el riesgo de un desencanto de la comunidad financiera internacional ante un fracaso en la aprobación de las reformas.

Desde luego, el factor de los estímulos económicos también es un factor de peso para el mercado mexicano.

En el balance del año la tendencia del peso se volvió negativa en unos cuantos días, apenas el 19 de septiembre el peso ganaba marginalmente contra el dólar en el mercado interbancario. Sin embargo, los ajustes que se han registrado provocaron que ahora su balance del año sea negativo con menos 2.27 por ciento.

Inicia octubre, un mes tradicionalmente complicado para los mercados financieros globales, haber que depara éste 2013.