Economía

Castigarán a municipios eficientes en 2014

01 febrero 2014 7:41 Última actualización 23 diciembre 2013 5:2

 [El nuevo cálculo del Fondo de Fomento Municipal (FFM) afectará a Cancún. / Cuartoscuro] 


 
Marcela Ojeda
 
 
El cambio en la fórmula de distribución del Fondo de Fomento Municipal (FFM) realizado como parte de la reforma fiscal, y que entrará en vigor en 2014, afectará la autonomía de municipios como San Pedro Garza García, Monterrey, Bahía de Banderas, Puerto Vallarta o Cancún.
 
Actualmente, estos ayuntamientos son los mejores recaudadores del impuesto predial, gravamen que constituye hasta 80 por ciento de sus ingresos propios.
 
“Serán afectados, porque ya no podrán cobrar directamente este impuesto y quedarse con lo que recauden para aplicarlo en sus municipios, sino que necesariamente tendrán que firmar un convenio de Coordinación Fiscal con sus estados para que las entidades sean las encargadas de cobrarlo”, indicó Flavia Rodríguez.
 
 
La subdirectora de la firma Aregional destacó que la nueva distribución del FFM dependerá del convenio que la Federación les está exigiendo a los municipios, “por lo que aquellos que recaudan mucho de predial, deberán discutir con el estado la fórmula a través de la cual lo van a repartir”.
 
 
Tanto Rodríguez Torres, como el Tesorero Municipal de Oaxaca, Fernando Félix, coincidieron en que este tipo de medidas van en detrimento del Federalismo Fiscal mexicano, generan desequilibrios y podrían desincentivar la recaudación.
 
 
“Genera desequilibrios federalistas, dado que modifica la fórmula del FFM para permitir, mediante un convenio, que las entidades federativas puedan cobrar el impuesto predial de sus municipios, con el fin de incrementar la eficacia en la determinación del tributo y su pago”, señaló Rodríguez.
 
La especialista de la firma Aregional, consideró que el cambio de fórmula altera el status quo considerado en el Artículo 115 Constitucional.
 
 
Para Fernando Félix, la reforma contraviene el espíritu federalista de las reformas constitucionales de 1993, dado que disminuye la autonomía municipal “al traspasar la autonomía, mediante convenio, del cobro del impuesto predial, y como consecuencia, la independencia en el destino del gasto de esos ingresos propios”.
 
 
El funcionario de Oaxaca añadió que la medida va en sentido contrario a las mejores prácticas internacionales, dado que disminuye la capacidad técnica y operativa de las administraciones municipales en el cobro de los tributos que son de su potestad por mandato constitucional.
 
 
Rodríguez Torres manifestó que el FFM es muy importante para los municipios por ser un ingreso elevado, “aunque sólo representa 4 por ciento del total que se recauda por las participaciones federales”.
 
 
Detalló que, con la nueva fórmula, la distribución va a ser muy diferenciada, “porque la fórmula anterior sólo va a entrar con 70 por ciento a la determinación del FFM y la segunda parte de la fórmula corresponde a la modificación de que los estados cobren el predial”.
 
 
La especialista añadió que las autoridades esperan que los estados “más que dupliquen la recaudación de predial, dado que son los que se van a encargar directamente de ella”.
 
 
La nueva fórmula considera tanto los niveles de cobro del predial como de población. En este sentido, el que más va a cobrar es el Distrito Federal, que es el que más predial recauda y también tiene una gran población.
 
 
“Es ‘el gran ganón’ de estos Fondos de Fomento Municipal para sus delegaciones, con 2 mil 788.5millones de pesos”, expuso Flavia Rodríguez. Le seguirán el Estado de México y Puebla.
 
 
“Los que menos van a recibir es porque la población en esos estados es muy pequeña, y como la población es uno de los determinantes de la fórmula para todos, estos estados ni cobran mucho predial ni tienen mucha población y por ende son los que menores fondos van a recibir”, explicó la especialista.