Capítulo sobre competencia, más amplio en el nuevo USMCA
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Capítulo sobre competencia, más amplio en el nuevo USMCA

COMPARTIR

···

Capítulo sobre competencia, más amplio en el nuevo USMCA

La comisionada presidenta de la Cofece, Alejandra Palacios, explicó que se deben fortalecer los temas de transparencia y debido proceso.

Diana Nava
08/10/2018
Actualización 08/10/2018 - 18:05
Alejandra Palacios, comisionada presidenta de la Comisión Federal de Competencia Económica.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El capítulo referente al combate a monopolios y a competencia económica quedó más amplio en el Acuerdo México, Estados Unidos y Canadá (USMCA, por sus siglas en inglés), en comparación con el anterior, dijo Alejandra Palacios, comisionada presidenta de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

En el tratado aún vigente se obligó a México a crear una autoridad de competencia, razón por la que nació la Comisión Federal de Competencia (Cofeco), actualmente mejor conocida como Cofece, y el Instituto Federal de Telecomunicaciones, afirmó.

“Veinticinco años después la institución existe, las leyes están, lo que hay que hacer es fortalecer los temas de transparencia y de debido proceso", comentó.

Dentro del capítulo, el primero que se cerró en las negociaciones, se exige a México respetar el debido proceso, es decir, cumplir todos los pasos establecidos en la ley de competencia, cuando se impongan sanciones o se declare culpable a alguna empresa por prácticas anticompetitivas .

“El capítulo de competencia es un capítulo relevante porque México se compromete a dar certidumbre y a respetar el debido proceso en todas las actuaciones que hacen todas las autoridades de competencia”, explicó y puntualizó que no existieron complicaciones para el cierre de este capítulo.

Este nuevo texto, según Eduardo Pérez Mota, excomisionado de la Cofece, incorpora cooperación entre los organismos de los tres países, transparencia y un seguimiento puntual del debido proceso.

“Fuera del debido proceso, no hay cambios sustanciales”, aseguró.

Para el excomisionado, el reto en este capítulo no yace en los compromisos adoptados con los organismos de Canadá y Estados Unidos, sino en la implementación de la ley en el mercado interno, sobre todo cuando la negociación dejó como lección que no existe certidumbre absoluta en la relación con el país vecino.

“Una negociación que nos deja un sabor de boca un poco amargo, nos deja un sabor de boca de que confiar en el mercado de Estados Unidos y Canadá, y sobre todo Estados Unidos no es algo certero. No hay claridad de que esta relación se va a mantener”, dijo.