Capitales nacionales y foráneos muestran 'desgano' por renta variable nacional
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Capitales nacionales y foráneos muestran 'desgano' por renta variable nacional

COMPARTIR

···

Capitales nacionales y foráneos muestran 'desgano' por renta variable nacional

En seis años mostraron una 'baja voracidad' por la renta variable nacional, según datos del Sexto Informe de Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Clara Zepeda
05/09/2018
El crecimiento en el presente sexenio resultó muy inferior al alcanzado en las dos administraciones previas.
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En seis años, los capitales nacionales y foráneos mostraron una “baja voracidad” por la renta variable nacional, según estadísticas del Sexto Informe de Gobierno de Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con información del documento, la renta variable en manos de inversionistas nacionales aumentó durante la presente un 27 por ciento, con datos del 2012 al cierre de junio de 2018, al pasar de cuatro mil 538 millones de pesos a cinco mil 766 millones, en el periodo de referencia, la variación más baja en las últimas dos administraciones.

Dicho crecimiento resultó muy inferior al alcanzado en las dos administraciones previas, pues durante el gobierno de Vicente Fox (2000-2006), el saldo del capital nacional se disparó 211.76 por ciento; mientras que en el mandato de Felipe Calderón, el monto aumentó 114.67 por ciento, revelan estadísticas.

Por su parte, el saldo del capital extranjero en instrumentos de renta variable (activos de mayor riesgo) también registró una tendencia ascendente en el gobierno de Peña Nieto; sin embargo, la cantidad registra un crecimiento de 31.38 por ciento al cierre de junio del presente año, al pasar de dos mil 214 millones de pesos a dos mil 908 millones, durante el periodo de referencia.

Si bien todavía faltan seis meses para completar la estadística que proporciona el Informe de Gobierno, el saldo de inversión en renta variable de los no residentes en México resulta muy por debajo de la tasa que se alcanzó en el mandato de Fox, donde dicho saldo se disparó 235 por ciento y en el de Calderón, 33.48 por ciento.

Tras el desplome de los precios del petróleo, la amenaza del descenso de la calificación crediticia de México, la expectativa y el posterior triunfo de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, la fuerte depreciación del peso mexicano y el incremento de tasas de referencia se alinearon para que el mercado accionario mexicano ofrezca un rendimiento nominal de alrededor de 7.22 por ciento durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto, medido a través del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores.

Carlos González, director de Análisis y Estrategia Bursátil de Monex, explicó que pese al “Mexican Moment” que vivió la presente administración, y tras alcanzar la aprobación de las reformas estructurales, hubo una serie de eventos desafortunados que inyectaron mucha volatilidad en los mercados financieros y, en donde, el mercado accionario no pudo ofrecer mejores retornos.

“El primer elemento fue el desplome de los precios del petróleo, que después de cotizar arriba de 100 dólares por barril, se vendió debajo de 40 dólares; lo anterior llevó al país a que las finanzas públicas se presionaran, ejerciendo recortes al gasto y mayor deuda. A su vez, la perspectiva de que las calificadoras de riesgo descendieran la calidad crediticia de México, inyectó incertidumbre entre los inversionistas”, explicó González.

Debido a lo anterior, tan sólo los inversionistas institucionales (Afores) aumentaron sus posiciones en renta variable internacional y redujeron su inversión en la nacional.