Economía

Capacidad de absorción de pérdidas entre 15 y 23%, apropiada para bancos: FMI

Una capacidad de absorción de pérdidas en el rango de 15 a 23 por ciento parece apropiada para los bancos de economías avanzadas, indicó un estudio del FMI que busca evaluar los beneficios de capital de los bancos en términos de su capacidad para absorber pérdidas.
Leticia Hernández
03 marzo 2016 16:32 Última actualización 03 marzo 2016 16:32
Etiquetas
[Bloomberg] El banco considera que la competencia a nivel regional se ha incrementado en años recientes por la presencia de bancos locales. 

[Bloomberg] Las empresas exportadoras y los bancos impulsaron a la bolsa de Tokio.

Ante el debate sobre el nivel adecuado de los requisitos de capital de los bancos, un estudio del Fondo Monetario Internacional (FMI), concluye que una capacidad de absorción de pérdidas en el rango de 15 a 23 por ciento, parece apropiado para los bancos de las economías avanzadas y recomienda que dados los costos de la transición hacia un capital más elevado, cualquier nuevo mínimo ajuste por parte del regulador debe imponerse gradualmente durante un periodo relativamente largo de tiempo.

Con el estudio “Beneficios y costos de capital de los bancos”, el FMI busca contribuir al debate entre los defensores del más estricto punto de regulación que apuntan hacia los riesgos asociados con el elevado apalancamiento bancario y los costos exorbitantes de la crisis financiera global y los oponentes de requerimientos de capital más altos que argumentan que éstos pueden incrementar significativamente los costos del crédito bancario y obstaculizar la actividad económica.

Al respecto, busca evaluar los beneficios de capital de los bancos en términos de su capacidad para absorber pérdidas. Su análisis se basa en un enfoque macro, dada la escases de datos a nivel de las pérdidas de los bancos durante las crisis. También se basa en la precisión y la comparabilidad de los datos disponibles.

Además de concluir que una capacidad de absorción de pérdidas en el rango de 15 a 23 por ciento, parece apropiada para los bancos de las economías avanzadas, también señala que estándares más estrictos de capital y de absorción de pérdidas deben complementarse con mejoras en los entornos institucionales, es decir, en la regulación, la supervisión, la resolución y la gobernabilidad, con el fin de reducir las posibles pérdidas en las crisis bancarias, especialmente en los mercados emergentes.

Añade que los requisitos de capital más elevados pueden proporcionar incentivos para el arbitraje regulatorio y aumentar el riesgo de las actividades que migran a los intermediarios financieros no regulados o menos regulados como las compañías de seguros o agentes de bolsa. En ese contexto, es esencial que los más estrictos requisitos de capital y de absorción de pérdidas se complementen con medidas que amplían el alcance de la regulación prudencial y macroprudencial.

En la prevención de las crisis de las reservas de capital mejoradas, el FMI señala que en este estudio se centra en el capital del banco y de la capacidad de absorción de pérdidas, pero existen otras varias medidas reguladoras que pueden mejorar la estabilidad financiera. Estos incluyen, pero no se limitan a elevar el nivel de la calidad del capital de los bancos, así como, en la liquidez de los activos de un enfoque mejorado para la supervisión incluyendo mandatos más claros para los reguladores, un régimen prudencial que desalienta el arbitraje regulatorio e incentivos para la asunción de riesgos excesivos, y más mecanismos de resolución.