Economía

Gasolinazo no debe derivar en un 'tortillazo': Gobierno

La Secretaría de Economía dijo que los productos de la canasta básica, como la tortilla, no deben subir en la misma magnitud que los combustibles.
Redacción
06 enero 2017 9:48 Última actualización 06 enero 2017 10:57
tortilla

(Bloomberg)

A pesar del incremento en los combustibles de entre 14 y 20 por ciento, los productos de la canasta básica como la tortilla no deben subir su valor en el mercado a la par del incremento de combustibles, dijo la Secretaría de Economía en un comunicado este viernes. 

“Las variaciones en los precios de los combustibles, sean al alza o a la baja, no tienen un efecto directo, de uno a uno, en los precios de los productos que los integran como insumos. Es decir, un incremento de 16.5 por ciento en el diésel no implica un aumento igual o mayor en el costo de un kilo de tortillas o huevo o un litro de leche”, señala el comunicado.

Sin embargo, el lunes, especialistas de la Universidad Autónoma de Chapingo advirtieron que la tortilla debería subir su precio un 20 por ciento debido al incremento en las gasolinas, ya que los costos de producción del maíz subirán cerca de 14 por ciento por el alza del diésel, que ya se cotiza hasta en 18 pesos el litros.

En tanto que productores dijeron a El Financiero que los costos de producción de los granos como el maíz van a incrementarse entre 15 y 30 por ciento; sin embargo, éste es sólo del puro combustible y a esto habrá que añadirle el incremento de otros insumos y servicios que requieren y se espera se incrementen con la reciente alza de gasolinas.

Sin embargo, la Secretaría de Economía señaló que:

“En la producción de un kilo de tortilla, el efecto del incremento en el precio del diésel es de no más de 5 centavos por kilo. Además, considerando que actualmente el precio del maíz en pesos es 20 por ciento más bajo que en diciembre de 2011, no hay evidencia que justifique un aumento desproporcionado el precio de la tortilla”, agrega el comunicado de la dependencia.

También advirtió que “existe preocupación en todo el país respecto al impacto que el incremento en el costo de los combustibles tendrá en los precios de los productos básicos. Algunas organizaciones han especulado que el aumento en los precios debería ser igual a dicho incremento. En ningún caso, el impacto puede ser en la misma proporción”.

Para evitar esto, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), sancionará cualquier aumento arbitrario en los precios de los productos básicos e intensificará su monitoreo y verificación en los principales establecimientos comerciales del país.

: