Economía

Camina a paso lento el acuerdo de autotransporte

10 febrero 2014 4:20 Última actualización 14 octubre 2013 5:46

[Solamente 13 empresas mexicanas tienen permiso para circular en EU / Bloomberg]


 
 
Ivette Saldaña
 

A pesar que el próximo 21 de octubre se cumplirán dos años de que el primer autotransporte mexicano cruzó a Estados Unidos con permiso para transitar libremente por ese país –vía el acuerdo bilateral de autotransporte transfronterizo–, a la fecha solamente hay 13 empresas que obtuvieron permisos, siete permanentes y seis provisionales.
 

En el camino quedaron 17 empresas que ingresaron la solicitud pero no cumplieron con los requisitos o decidieron retirar su petición por propia voluntad, de acuerdo con la Administración para la Seguridad del Autotransporte Federal (Federal Motor Carrier Safety Administration de EU).
 

El Departamento de Transporte de EU reportó que son 41 vehículos de carga que consiguieron el permiso y 37 operadores, y advirtió que se trata de un programa piloto con duración de tres años.
 

Las pocas empresas que ya consiguieron el permiso enfrentan el problema de que cada año tienen que presentar un reporte o récord de accidentes que tuvieron los operadores, un documento que debe entregar la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, para que las empresas lo presenten al gobierno estadounidense, algo que no sucede por la burocracia mexicana, aseguró Arturo Pérez, socio de la empresa Grupo Behr, la primera firma de autotransporte en solicitar el permiso.
 

Para la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), ese programa no resuelve el incumplimiento de Estados Unidos al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pues ese país debió permitir el libre tránsito de los autotransportistas mexicanos a su país desde 2000.
 

Lo peor son las quejas de las dificultades para cruzar por la frontera y la necesidad de agilizar los cruces y reducir las excesivas revisiones a operadores y camiones mexicanos, “debido a que las autoridades de nuestro país no realizan ningún tipo de inspección a los norteamericanos”, afirmó la Canacar en una publicación interna.
 

El sueño de tener fronteras libres “nunca va a suceder porque siempre van a querer revisar en Estados Unidos”, afirmó la presidenta de la Asociación de Maquiladoras de Ciudad Juárez, Claudia Troitiño, quien agregó que al día cruzan dos mil camiones solamente por los tres puentes internacionales que hay en esa frontera.
 

La falta de cumplimiento al TLCAN provoca que los camiones mexicanos tengan que transferir el contenedor a otro remolque, al llegar a la frontera estadounidense.

Estaciones de transferencia
 
Los transportistas de carga afiliados a la Canacar pidieron tanto a la Secretaría de Economía como a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México atender esta controversia, además de que hay una demanda interpuesta en contra de Estados Unidos por los daños y perjuicios que causa el incumplimiento de ese país.
 
Y mientras se resuelve ya propusieron crear estaciones de transferencia en la franja comercial de ambos territorios, en donde los remolques se desengancharían para que un vehículo nacional los arrastre hasta su destino final.
 

Las empresas que ya tienen y quieren mantener el permiso tendrán que demostrar a las autoridades estadounidenses que son confiables, vía las auditorías exhaustivas que de manera anual se realizarán tanto al operador como al transportista, dijo Pérez, también vicepresidente de la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana.