Economía

Se duplica venta de deuda corporativa mexicana

Empresas mexicanas vendieron deuda al exterior por 9 mil millones de dólares en los primeros tres meses de 2014, un aumento de 118 por ciento respecto del mismo período un año atrás.
Bloomberg
31 marzo 2014 10:21 Última actualización 31 marzo 2014 10:37
 [Peso retrocedió 0.19% / Bloomberg / Archivo] 

[Peso retrocedió 0.19% / Bloomberg / Archivo]

En tanto la emisión de deuda corporativa se contrae en todo el mundo en desarrollo, las ventas de bonos de México están duplicándose hasta un récord en la medida que los cambios económicos del país atraen compradores.

Empresas mexicanas vendieron deuda al exterior por 9 mil millones de dólares en los primeros tres meses de 2014, un aumento de 118 por ciento respecto del mismo periodo un año atrás, muestran datos recopilados por Bloomberg. En ese lapso, las ofertas en los mercados emergentes se desplomaron 9 por ciento.

Las ventas mexicanas de deuda están aumentando después de que el país aprobó la reforma fiscal como parte de una serie de cambios constitucionales realizados el año pasado que impulsarán el crecimiento, según el presidente Enrique Peña Nieto.


Las ventas de Oro Negro Drilling y Alfa llevaron la emisión de las empresas vinculadas al petróleo hasta 5 mil 700 millones de dólares en los últimos tres meses, más de la mitad del total.

“Es un proyecto fuerte, y esperamos que los volúmenes de las empresas mexicanas mantengan por lo menos un ímpetu ascendente para este año”, dijo por teléfono desde Nueva York, Edgar Ruiz, director adjunto de mercados de capitales de deuda para América Latina en Scotiabank. “México es en este momento la zona activa”.

PERSPECTIVA DE CRECIMIENTO

Las empresas mexicanas intentan inmovilizar los costos de financiamiento antes de que suban cuando la Reserva Federal estadounidense reduzca el estímulo, según Ruíz. Los rendimientos de la deuda corporativa mexicana cayeron 0.31 puntos porcentuales, hasta 5.17 por ciento, en los tres últimos meses, en comparación con una caída promedio de 0.2 puntos porcentuales correspondiente a sus pares de los países en desarrollo, muestran datos de JPMorgan Chase Co.

Kimberly-Clark de México, la empresa de productos para consumo más grande del país, tiene previsto reunirse con inversionistas esta semana y es probable que luego salga su primer bono internacional, dijo una persona al tanto de las conversaciones. El máximo responsable ejecutivo de Kimberly-Clark, Xavier Cortés Lascurain, se negó a hacer declaraciones.

En su primer año completo en el cargo, Peña Nieto firmó como mínimo 10 enmiendas constitucionales, entre otras, una destinada a fortalecer la competencia en el sector de las telecomunicaciones.

Con los cambios, la tasa de crecimiento de México debería superar el 5 por ciento en los próximos uno o dos decenios, dijo el ministro de Finanzas, Luis Videgaray, el 12 de febrero. La economía creció 1.1 por ciento en 2013 y un promedio de 3.5 por ciento en los últimos cuatro años.

Los cambios llevaron a Moody’s Investors Service a elevar la calificación crediticia de México el mes pasado hasta A3, el séptimo grado de inversión más bajo y un nivel por encima de las calificaciones de Standard Poor’s y Fitch Ratings.

Oro Negro, con sede en la Ciudad de México, emitió el 8 de enero deuda por 725 millones de dólares con vencimiento en 2019, en parte para poder financiar la cuarta plataforma petrolera del grupo. Los rendimientos de los bonos cayeron 0.01 puntos porcentuales desde el acuerdo, hasta 7.63 por ciento. Alfa, propietario del productor más grande de petroquímicos de México, vendió mil millones de bonos el 20 de marzo.

Fibra Uno fue el primer fideicomiso de inversiones inmobiliarias que vendió bonos en el exterior cuando emitió mil millones de dólares en enero para recaudar dinero destinado a productos minoristas e industriales, conforme los valores de las propiedades se incrementan.