Economía

Cámara baja de EU aprueba plan de presupuesto de dos años

01 febrero 2014 8:1 Última actualización 12 diciembre 2013 18:10

[El acuerdo de presupuesto sería visto la próxima semana por el Senado./Reuters] 


 
Reuters
 
Washington.- La Cámara de Representantes de Estados Unidos, controlada por los republicanos, aprobó el jueves un plan de presupuesto bipartidista de dos años que pondría fin a algunos recortes automáticos de gastos de las agencias federales y los reemplazaría con ahorros del gobierno más focalizados.
 
La Cámara baja aprobó por un abrumador margen la medida, que también busca poner fin a las luchas partidistas entre republicanos y demócratas en temas fiscales, que llevaron en octubre a una paralización parcial del gobierno durante 16 días.
 
El acuerdo de presupuesto sería visto la próxima semana por el Senado, controlado por los Demócratas, antes de que el presidente Barack Obama pueda firmarlo y convertirlo en ley. 
 
Fue una victoria para el presidente republicano de la Cámara de Representantes, John Boehner, quien ha enfrentado frecuentes rechazos de parte de los conservadores y el ala del Tea Party en temas fiscales.
 
Esta vez, sin embargo, demostró que puede dirigir tranquilamente un acuerdo de presupuesto en una Cámara baja profundamente dividida y que los republicanos son capaces de evitar la confrontación que caracterizó a los últimos tres años.
 
Boehner ha luchado desde el 2011 para lograr que los republicanos lo apoyen en los grandes proyectos de ley, pero no tuvo problemas para conseguir que una fuerte mayoría entre los 232 republicanos de la Cámara votara a favor del proyecto de presupuesto bipartidista.
 
"¿Es perfecto, va lo suficientemente lejos? No, para nada", dijo Boehner sobre el acuerdo de presupuesto durante el debate en la Cámara baja que se prolongó por todo el día.
 
"Se va a necesitar mucho trabajo más para controlar nuestra deuda y nuestro déficit, pero este presupuesto es un paso positivo en esa dirección", agregó.
 
Una prueba clave para ver si el acuerdo se convierte en un marco para más cooperación con los demócratas se dará en el primer trimestre del 2014, cuando el Congreso debe elevar el límite de endeudamiento federal nuevamente.
 
El límite de endeudamiento se ha convertido en un punto de presión para que los republicanos realicen demandas por profundos recortes al gasto.
 
Al menos por ahora, los republicanos mostraron pocas ganas de correr el riesgo de que Washington cayera en una histórica cesación de pagos.
 
El pacto aprobado no hace nada por frenar el preocupante crecimiento de la deuda federal de 17 mil  millones de dólares, pero fija el nivel de gasto para dos años fiscales, eliminando la amenaza de una paralización del Gobierno federal hasta el 1 de octubre del 2015.
 
Al permitir un aumento del gasto de 63 mil millones de dólares para las agencias federales y los programas discrecionales durante dos años a cambio de otros ahorros en el presupuesto, reduce los dañinos efectos de los recortes generalizados que han golpeado a todos los programas del Gobierno desde investigación médica al desarrollo de armas militares.