Economía

Caída del petróleo
no frenará a Pemex

Pese a la caída mundial de los petroprecios, Pemex aún planea ofrecer licencias a empresas internacionales puesto que producir un barril de petróleo en México, incluyendo la exploración y desarrollo, cuesta 23 dólares en promedio.
Bloomberg
18 enero 2015 23:0 Última actualización 19 enero 2015 5:5
Pemex

La caída de los precios del petróleo no impide a Pemex continuar con las licencias petroleras a compañías internacionales. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- México sigue adelante con sus planes para ofrecer licencias petroleras por primera vez en siete décadas mientras la perspectiva de costos de producción bajos mantenga a los posibles licitadores interesados a pesar de la caída de los petroprecios, según Petróleos Mexicanos (Pemex).

El gobierno está comprometido a ejecutar las ofertas en la fecha prevista y Pemex hará lo mismo para los campos en los que está buscando socios, dijo Emilio Lozoya, director general de Pemex.“Estamos en intensas conversaciones y éstas avanzan con las compañías en las que claramente hemos identificado oportunidades. El calendario será seguido al día”, indicó Lozoya.

Aunque se espera que el gasto mundial en exploración y producción caiga un 17 por ciento este año, según Cowen & Co, México está avanzando con sus planes de ofertar un máximo de 169 bloques a empresas.


Lozoya dijo que el interés de las empresas en los campos mexicanos es “palpable” debido a los costos más bajos. “No es una sorpresa; a pesar de los precios del petróleo deprimidos, los costos de México continúan siendo atractivos”.

Los costos de Pemex incluyendo la exploración y desarrollo, para producir un barril de petróleo son 23 dólares en promedio, según muestran registros de la compañía.

Lozoya comentó que “los precios actuales no coinciden con los fundamentos; está claro para nosotros que hay un montón de barriles marginales que saldrán del mercado mientras continúe esta gama de precios”.

Los cambios en las leyes que están terminando con el monopolio estatal sobre uno de los mayores recursos de crudo del hemisferio occidental permitirán a productores privados bombear crudo por primera vez desde la nacionalización de 1938. A las petroleras se les ofrecerán propiedad de los hidrocarburos bombeados y la autoridad para contabilizar las reservas de crudo en sus libros financieros.

Lozoya dijo que confía que la compañía logrará su objetivo de producción de crudo diaria de este año de 2.4 millones de barriles en promedio, después de las metas perdidas en los últimos años. “A diferencia de otros años (...) este año creemos que será una (meta)conservadora”, precisó.