Economía

Caída de petroprecios ayuda a consumidores en EU, pero afecta a otros: Libro Beige

El reporte mensual de la Reserva Federal, que compila información recopilada mediante contactos en EU, señala que la mayoría de los distritos reportaron un ritmo de crecimiento 'modesto' o 'moderado' hasta el 5 de enero.
Reuters
14 enero 2015 13:53 Última actualización 14 enero 2015 13:56
shale petróleo crudo extracción (Bloomberg/Archivo)

shale petróleo crudo extracción (Bloomberg/Archivo)

WASHINGTON.- Una caída en los precios de la energía ayudó a muchos estadounidenses a gastar dinero con menos preocupaciones en noviembre y diciembre, pero también pesó sobre aquellos consumidores ligados a la industria petrolera, dijo el miércoles la Reserva Federal.

Dicho eso, el reporte mensual Libro Beige de la Fed sobre actividad empresarial mostró que la economía continuó expandiéndose, según la información anecdótica de los contactos en el país hasta el 5 de enero.

El informe mostró que "la mayoría de los distritos reportaron un ritmo de crecimiento 'modesto' o 'moderado'".

El informe, recopilado por la Fed de San Francisco, mostró que algunos consumidores recibieron un impulso debido a los bajos precios de la gasolina, que ayudó en las ventas de la temporada de fin de año en el distrito de Chicago y que llevó a compra de vehículos más grandes en el distrito de Atlanta.

Al mismo tiempo, el crecimiento de la actividad de negocios en el distrito de Dallas se desaceleró, con varios contactos expresando "preocupación por el efecto de los menores precios del petróleo", según el Libro Beige. Texas, el estado donde se ubica Dallas, es centro de la industria del crudo estadounidense.

Mientras los productos y servicios relacionados a la energía, como la perforación de pozos petroleros, se incrementó, "la demanda general por productos y servicios vinculados a la energía se debilitó", según el reporte.

Los precios del petróleo han declinado fuertemente desde junio, reflejando en parte un desacelerado crecimiento económico global y un incremento en la producción doméstica de Estados Unidos.