Economía

Caen remesas familiares en el Bajío

10 febrero 2014 4:49 Última actualización 02 agosto 2013 10:54

 [Archivo] 





Marvella Colín

CIUDAD DE MÉXICO.- Las remesas que los trabajadores en Estados Unidos envían a sus familias en el Bajío bajaron en promedio 9% durante el primer semestre del 2013, al sumar 1,209 millones de dólares.

La tendencia a la baja de las remesas es producto de la lenta recuperación de empleos en el vecino estadounidense, la cual afecta de manera especial a los trabajadores mexicanos, muchos de ellos en el sector de la construcción, el cual sigue sin mejorías significativas.

De manera individual en Guanajuato las remesas sumaron 1,030 millones de dólares, cifra que implicó un descenso de 9% en relación con los 1,131.7 millones recibidos en igual periodo del 2012, de acuerdo con cifras del Banco de México (Banxico).

Dicha baja fue ligeramente menor a la reducción de 9.7% que se dio en las remesas a nivel nacional, las cuales sumaron 10,703.7 millones de dólares.

Por su parte, Querétaro registró un descenso de 10.7% en la captación de remesas familiares, las cuales totalizaron 179 millones de dólares.

Así ambas entidades, pese a que registraron menores recursos provenientes de los trabajadores en EU, mantuvieron su participación en el total captado en el país, en el caso de Guanajuato su contribución fue de 9.6% y en la de Querétaro fue de 1.7% en el primer semestre del año en curso; en igual periodo del año pasado fue de 9.5 y 1.7% respectivamente.

En conjunto estas dos entidades del Bajío captaron el 11.3% de las remesas totales, superando a Michoacán, entidad que con un monto de 1,073 millones de dólares captó el 10% del total.

Otras entidades importantes en la captación de remesas en el primer semestre fueron Jalisco con el 8.4% del total, Estado de México con el 6.7%, Puebla con el 6.5%, Oaxaca con el 5.9% y Guerrero con el 5.7%.
 

 

Pierden en pesos

Al calcular las remesas en términos de nuestra moneda nacional se tiene que Guanajuato captó el equivalente a 12,936.8 millones de pesos en el primer semestre del 2013, cifra que al descontarle la inflación presentan un caída de 17.2% real en relación con la registrada en igual periodo del año anterior.

Esto indica que la relativa fortaleza del peso junto con la mayor inflación en el país propició una mayor pérdida en la capacidad de compra de las familias receptoras de dólares de sus familiares en Estados Unidos.

En el caso de Querétaro las remesas sumaron 2,248.2 millones de pesos en enero-junio del 2013 y presentaron una caída de 18.5% en términos reales, en comparación con el mismo semestre del año pasado.

La tendencia negativa de las remesas podría seguir en la medida en que la economía de Estados Unidos siga desacelerándose y por ende continúe imposibilitada para generar empleos suficientes para los hispanos. Cabe indicar que en junio la tasa de desempleo de los hispanos se ubicó en 9.1%, frente a una tasa de 7.6% en promedio en ese país.
 
Información proporcionada por El Financiero Bajío.