Economía

Caen 2.5% las remesas familiares en el Bajío

01 febrero 2014 2:38 Última actualización 07 enero 2014 5:52

 [Guanajuato atrajo el monto más alto de la región, con mil 900.9 mdd / Bloomberg]


 
 
 
Marvella Colín
 
La remesas familiares enviadas por los trabajadores mexicanos en el extranjero al Bajío sumaron dos mil 910.7 millones de dólares en el periodo enero-noviembre de 2013, monto que mostró una reducción de 2.5 por ciento en relación con el registrado en igual periodo de 2012.
 
Esa baja fue más moderada en relación con el descenso de 4.5 por ciento que presentaron las remesas a nivel nacional, mismas que sumaron 19 mil 801.1 millones de dólares en el periodo indicado.
 
El mayor receptor de remesas familiares de la región fue Guanajuato con mil 900.9 millones de dólares; sin embargo, la cifra muestra una disminución de 3.5 por ciento respecto de lo captado en enero-noviembre de 2012. Esto se desprende de un análisis de EL FINANCIERO Bajío basado en las cifras del Banco de México.
 
San Luis Potosí se colocó en el segundo lugar en el Bajío con remesas de 673.2 millones de dólares, monto que mostró un incremento de 1.5 por ciento en los primeros once meses de 2013 en comparación con igual lapso del año previo.
 
Por su parte, Querétaro se ubicó en el tercer puesto de la región al recibir recursos de los trabajadores mexicanos en el exterior por un total de 336.6 millones de dólares, cifra que se redujo 4.5 por ciento anual.
 
Actualmente las remesas en el Bajío representan una fuente importante para el consumo de muchas familias de la región, así como un impulso a la actividad de la construcción de vivienda y al apoyo de micronegocios.
 
A un mes de que se conozca la cifra total de remesas durante 2013 en el país, al considerar la trayectoria de las remesas del Bajío, se calcula que dichos recursos finalizarán con una menor pérdida que la registrada a nivel nacional, lo cual en parte obedece al importante monto captado por Guanajuato, entidad que se ubica en el segundo lugar nacional de captación de remesas a nivel nacional, superado sólo por Michoacán.
En 2012 las familias guanajuatenses captaron remesas por un monto de dos mil 138.3 millones de dólares, equivalente a 9.5 por ciento del total nacional, y para 2013 se estima que el monto rondaría los dos mil 73.7 millones, que significaría un monto menor en 3 por ciento respecto a un año anterior, que en términos absolutos implica una pérdida de 64.6 millones de dólares.
 
En el caso de Querétaro las remesas familiares sumaron 378.6 millones de dólares en 2012 y para 2013 se estiman es 367.2 millones, cifra que sería inferior en 3 por ciento a la del año previo.
 
Mientras que en San Luis Potosí las remesas totalizaron 738.7 millones en 2012, equivalentes a 3.3 por ciento del total nacional, y para 2013 la cifra podría ser muy similar con 734.4 millones de dólares.
 
México a contracorriente
 
De acuerdo con el Banco Mundial y con el Servicio de Estudios Económicos del Grupo BBVA, para 2013, en general se espera que las remesas a nivel mundial crezcan en la mayoría de los países, sin embargo México sería de los pocos en los que las remesas no incrementarán, ubicándose en el grupo de cinco países con tasas negativas para 2013, donde también están incluido Israel, Kosovo y Francia. De estos, México y Francia se encuentran en la lista de los cinco países que más remesas reciben en el mundo.
 
Para 2013 los flujos por remesas en el mundo serán de 549 mil millones de dólares, con lo que registrarían una tasa de crecimiento de 5.8 por ciento. Para los siguientes tres años se espera que este crecimiento se acelere, así se alcanzaría un 8.2 por ciento en 2014 y un 9.4 por ciento en 2016.
 
Los países en vías de desarrollo, a donde llega la mayor proporción de las remesas, se estima que recibirán en 2013 la cantidad de 414 mil millones de dólares. En América Latina y el Caribe es donde se espera la tasa de crecimiento más baja en 2013, de 2.5 por ciento; sin embargo, para el periodo 2014-2016 se proyecta que podría ser una de las regiones en donde las remesas presentarán los mayores aumentos.