Economía

Caen compras con tarjetas de crédito
en el Buen Fin

Durante el Buen Fin de este año, las compras con tarjetas de crédito tuvieron una caída de 3.7 por ciento, lo cual, señala la Asociación de Bancos de México, fue reflejo de la baja en la actividad económica y de una mayor fiscalización por parte del SAT.
Jeanete Leyva
07 diciembre 2014 23:12 Última actualización 08 diciembre 2014 5:5
Buen Fin

Las compras con tarjetas de crédito en el Buen Fin tuvieron una baja este año, reportó la ABM. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- En la cuarta edición del Buen Fin, los usuarios de tarjetas de crédito decidieron guardar este medio de pago, lo que significó una caída de cuatro por ciento en su uso, con respecto al mismo periodo del año pasado.

Jorge Alfaro, presidente de la Comisión de Medios de Pago de la Asociación de Bancos de México (ABM), reconoció que las tarjetas de crédito tuvieron una baja en su uso durante el Buen Fin de 3.7 por ciento, aunque esto fue compensado medianamente con el incremento en 12 por ciento en el uso de las tarjetas de débito, la gente prefirió comprar con sus recursos antes que endeudarse en un plástico, y el incremento en las ventas se dio principalmente en efectivo.

La cuarta edición de el Buen Fin, que se realizó del 14 al 17 de noviembre pasado, se estima pudo haber alcanzado ventas por 200 mil millones de pesos. Durante el programa del 2013, se vendieron poco más de 173 mil 300 millones de pesos.


La banca participó principalmente con promociones a meses sin intereses en tarjetas de crédito y hasta 40 meses con tasas preferenciales.

El hecho de que por primera vez el uso de las tarjetas de crédito decayera, estimó el directivo, ha sido reflejo de la baja en la actividad económica, pero también considera la mayor fiscalización que se puso en marcha por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y que al inicio del año ha disminuido su uso en 2014, incrementándose los pagos en efectivo.

De acuerdo con datos del Banco de México (Banxico) en octubre de este año, el crédito otorgado a través de tarjetas bancarias se contrajo 1.2 por ciento real, en comparación con el mismo mes del año pasado, esta fue la caída más pronunciada desde marzo de 2011. También el índice de morosidad de tarjetas de crédito, repuntó 6.32 por ciento, la mayor alza desde agosto de 2010.

Alfaro Lara, detalló que las tarjetas de crédito han tenido durante el año un desempeño muy lento, lo que se ha reflejado en su crecimiento, que ha sido “totalmente diferente a los años anteriores, el mercado ha crecido hasta ahora el 3 por ciento, cuando el año pasado creció el 15 por ciento”.

A diferencia de otros años, en que las tarjetas de crédito registraron un aumento considerable en facturación y monto promedio durante el programa, e incluso el año pasado las ventas registradas en noviembre con tarjetas de crédito superó por primera vez en la historia a las ventas de diciembre, en este año el resultado fue una caída en el uso de los plásticos.

“Creo que hubo muchas promociones y la gente empieza a darse cuenta que es adelantar compras y quizás decide no hacerlo, o porque no tenían dinero durante el Buen Fin, creo que el Buen Fin sigue teniendo impulso, cada vez se ve mayor participación de comercios, pero el hecho de que la facturación se haya comportado es también reflejo de cómo ha estado la actividad durante el año”.

Hasta ahora, el reporte previo otorgado por algunos bancos sobre la facturación con tarjetas de crédito en el Buen Fin, mostró a Santander con un crecimiento en ese producto de uno por ciento y en débito creció en 30 por ciento, por arriba del promedio del mercado, en tanto en HSBC aumentaron en uno y seis por ciento, respectivamente.