Economía

Caen 30% ventas de restaurantes chinos en Juárez por efecto Tijuana

Restaurantes de comida china en Ciudad Juárez han registrado
en la última semana una caída en sus ventas a raíz de una presunta psicosis colectiva derivada de la noticia de que un restaurante de este giro en Tijuana cocinaba carne de perro en sus platillos.
Carlos Córdova /Corresponsal
13 abril 2015 17:21 Última actualización 13 abril 2015 17:21
comida china

Restaurantes de comida china en Ciudad Juárez han reportado bajas en sus ventas. (Cuartoscuro)

CIUDAD JUÁREZ.- En lo que se atribuye como consecuencia del llamado “efecto Tijuana”, los restaurantes de comida china en Ciudad Juárez han visto reducidas sus ventas en alrededor del 30 por ciento durante la última semana, de acuerdo a informes de los propietarios y encargados de estos negocios.

La baja en la afluencia de clientes es resultado de la aparente psicosis colectiva que se registra a raíz de que se dio a conocer que un restaurante de este ramo en la ciudad de Tijuana usaba carne de perro en sus platillos.

Comerciantes que tienen sus establecimientos en los principales centros comerciales de esta frontera comentaron que sus ventas han caído dramáticamente por el ya llamado “efecto Tijuana”, y creen que la baja en las ventas registrada en los últimos días es solo el principio de lo que puede ocurrir en el futuro.

La encargada de uno de estos restaurantes dijo que es la primera vez que atraviesan por una situación así desde 2011, cuando apenas iniciaba el negocio, ya que en la última semana han reducido la cantidad de platillos que cocinan porque no se vende igual.


Consideró que las ventas han bajado alrededor del 30 por ciento y eso se debe a que la gente está manejando mucho en las redes sociales el caso ocurrido en Tijuana.

Sin embargo, dijo, toda la materia prima para la elaboración de la comida que se vende en estos restaurantes es comprada a proveedores locales, y que de ninguna forma representa riesgo alguno para la salud.

La comerciante hizo hincapié en que su familia ha hecho un gran esfuerzo para asentarse en esta ciudad y producir empleos, por lo que consideró injusto que se esté provocando histeria colectiva.

En otro restaurante, un empleado dijo que el sábado es el día en que más ventas registran, pero este fin de semana fue muy notoria la conducta de sus clientes, al bajar dramáticamente la preferencia, por lo que dijo presumir que es solo el principio.

La mayoría de estos efectos que producen una psicosis colectiva pueden ser pasajeros, comentó al respecto la psicoterapeuta María de Guadalupe López Dévora, quien aseguró que se ha comprobado que en muchas ocasiones el origen tiene un objetivo definido.

Son efectos de rebote a los que se les denomina “bumerán” y tienen un impacto según el tiempo que dure la campaña que de ello se haga, indicó.

Hay quienes generan estas crisis colectivas para dañar algún sector en particular, dijo, y no descartó que en este caso el objetivo sea la comida china, que ha ganado terreno a la comida tradicional.