Economía

Cae 4% colocación de créditos hipotecarios por constructoras emproblemadas

10 febrero 2014 4:44 Última actualización 31 julio 2013 12:5

 [Bloomberg / Archivo] 


 
Claudia Alcántara
 
A raíz de la contracción de la operación de las grandes vivienderas Geo, Urbi y Homex -por problemas financieros-, durante el primer semestre del año, se ha registrado una caída del 4% en la colocación de créditos hipotecarios para la compra de vivienda nueva, contra igual periodo del año anterior, tanto de Organismos Nacionales de Vivienda (Onavis) como instituciones financieras.
 
Asimismo, la oferta de vivienda nueva disponible en los primeros 6 meses del año reporta una reducción del 20%, con relación a los mismos meses del año anterior, estimó el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín.
 
Aseguró que a pesar del impacto, esperan que en la segunda parte del año se recupere tanto la producción como la colocación de créditos, por un lado por una mayor actividad de las constructoras medianas y pequeñas, que lograrán cubrir el déficit en la oferta, y por estímulos adicionales liberados, como el incremento a 1,500 millones de pesos al programa de subsidios 2013.
 
En conferencia de prensa, el funcionario resaltó que con ello, se logrará cumplir las metas anuales de pronosticadas por el gobierno federal de más de 1 millón de acciones de vivienda, de las cuales 500,000 será créditos para compra de vivienda nueva.
 
También anunció que se iniciarán las pláticas y consultas en cada estado, para realizar el plan de desarrollo urbano a nivel nacional; enfatizó que la vivienda seguirá siendo el protagonista.
 
Rematan viviendas abandonadas
 
El Instituto del Fondo Nacional de Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) anunció un nuevo programa para colocar de nueva cuenta en el mercado, la vivienda abandonada. Con el programa piloto que durará hasta el mes de diciembre de este año, esperan colocar 20,000 casas.
 
El director general del Infonavit, Alejandro Murat describió que con este programa los derechohabientes de bajos recursos podrán tener acceso a estas viviendas, con un descuento a valor del mercado entre 5 al 25%, dependiendo su nivel de ingreso salarial.
 
Mencionó que actualmente el Infonavit tiene en su cartera un total de 180,000 viviendas abandonas, de las cuales 20,000 (que entrarán en el programa) le han sido adjudicadas al instituto, y las restantes 160,000 están inmersas en un proceso legal, para lograr su adjudicación.
 
Señaló que el instituto desplaza por diferente medios esta vivienda, como las subastas, macrosubasta, uno a uno y “outlet”, con los cuales logra recuperar hasta el 30% del valor de estas viviendas, y con este nuevo esquema denominado VIVE, espera una recuperación del 70%, en promedio.