Economía
ENTREVISTA
Enrique González Haas, Presidente de Schneider Electric

"Cada vez es más difícil poner diablitos...todo está cambiando"

En entrevista, Enrique González Hass señala que la industria comienza a ver con optimismo el fabricar de manera local en lugar de realizar importaciones.
Sergio Meana
03 marzo 2014 23:6 Última actualización 04 marzo 2014 7:36
enrique gonzález haas

Enrique González Haas./(Eladio Ortiz)

CIUDAD DE MÉXICO.- Enrique González Haas, presidente de Schneider México, empresa fabricante de componentes y soluciones para la industria eléctrica, platicó con EL FINANCIERO sobre las posibilidades de negocio que se crearán a partir de la reforma energética así como de las soluciones al robo de electricidad (diablitos), y la movilidad.

__ Las líneas de distribución y transmisión de CFE tienen 20 años de antigüedad, qué tecnologías hay para invertir en ellas?
__ Yo no creo que tengamos problemas en la transmisión, los problemas son en la distribución. Hoy se están haciendo cambios muy importantes, de hecho aquí la colonia donde estamos hay un programa Polanco donde la forma en que se factura y se maneja a los usuarios es diferente de cómo se hacía antes.

Hoy si usted no paga, le desconectan remotamente la electricidad y si paga a los cinco minutos la conectan o sea ya es tanta la sistematización que existe que cada vez es más difícil poner diablitos porque esos diablitos se generan por la forma en que estaban antes las instalaciones.

Todo eso está cambiando y entiendo que la CFE tiene un programa de reconversión de los medidores que se tienen en las casas para sacarlos, para tenerlos visibles y que puedan detectar si alguien está haciendo un mal uso o aprovechándose de alguna situación donde estuvieran colocando diablitos.

Por otro lado, cada vez va a ser más común tener en los postes que se dediquen a monitorear la energía que sale de ahí pues está midiendo la anomalía que existe en el consumo, entonces cada vez va a ser más complicado tener diablitos de robo de energía con los sistemas más sofisticados que están poniendo en la distribución eléctrica.

Yo creo que eso es un acierto, invertir ahí es un gran acierto porque es una gran cantidad de energía la que se pierde en las redes domésticas.

__ ¿Qué le dicen los gobiernos sobre estas soluciones?, ¿se han acercado con los gobiernos estatales, municipales?
__ Se están haciendo los acercamientos necesarios para cuando se den los tiempos. Obviamente los gobiernos tienen un presupuesto limitado y entonces tienen prioridades, de alguna forma en la medida en que el gasto se vaya liberando son la forma en que los proyectos se van dando a concursar.

El proyecto de vigilancia de la Ciudad de México va caminando hemos estado participando ahí con los principales actores nosotros hemos surtido los equipos las cámaras algunas de ellas. Viene un programa de reemplazo y ampliación.

__ ¿Dónde ve usted las oportunidades para Schneider y cómo se han preparado para la reforma?

__ La reforma energética va a permitir tener avances en muchos aspectos de la vida nacional y en particular en el sector de la energía. Todos las asociamos al aumento de la capacidad que tengamos en generación de energía eléctrica transmisión y distribución pues viene a crecer un mercado y bueno pues al crecer un mercado trae mayor cantidad de empleos, una mayor dinámica, una reindustrialización.

La industria empieza a ver con mayor optimismo el fabricar localmente en vez de importar porque el volumen se va acelerando, la competencia se abre, empiezan a fluir las variables del mercado y entonces se crea la dinámica de un País que va creciendo. Nos va a dar la posibilidad de dar el salto a una economía desarrollada.

__ ¿Qué le preguntan los directivos a nivel global de México y Centroamérica?
__ Voy a tratar de resumir el grado de atractividad (sic) que tiene México para nuestra empresa. Es muy alto. México significa para Schneider un país importante y cuando hablo de México, hablo de México y Centroamérica.

Nosotros en el país tenemos 10 instalaciones que fabrican productos para exportación y para el mercado local. Damos empleo a alrededor de 9 mil personas. Dos tercios de nuestra actividad son para exportación.