Economía

Cabras y gallinas podrían ayudar en combate a la pobreza, revela estudio

Estudio aplicado por la Universidad de Yale y la organización Innvotations for Poverty Action en países como Honduras y Perú, reveló que a través del manejo de ganado de cabras, ovejas o gallinas, personas de esas naciones pudieron reducir sus elevados márgenes de pobreza.
AP
14 mayo 2015 17:44 Última actualización 14 mayo 2015 17:45
cabras

El manejo de ganado de cabras y gallinas ayudó a reducir niveles de pobreza, reveló estudio de la Universidad de Yale. (Bloomberg)

NUEVA YORK.- Los más pobres de entre los pobres podrían beneficiarse de un programa que les provea cabras, ovejas, gallinas y otro ganado, y los asesore sobre cómo ganar dinero de ellos, de acuerdo con las conclusiones de un gran estudio aplicado en seis naciones, incluidas Perú y Honduras.

Esta estrategia no eliminó la pobreza de los participantes, pero se volvieron "significativamente menos pobres", dijo el economista Dean Karlan de la Universidad Yale y de la organización sin ánimo de lucro Innovations for Poverty Action.

"No hay panacea", comentó Karlan, pero esa estrategia es "mejor que cualquier otra cosa que conozca".

Karlan y sus colegas llevaron a cabo una evaluación independiente de la estrategia antipobreza, que se aplica mucho en Bangladesh, para ver si funcionaría en diferentes contextos. Su análisis incluye más de 10 mil viviendas en Etiopía, Ghana, Honduras, India, Pakistán y Perú. Los resultados se publicaron el jueves en la revista Science.


La evaluación se enfoca en las aldeas más pobres. Cerca de la mitad de las familias recibían ingresos que se traducen en Estados Unidos a menos de 1.25 dólares por persona al día.

Los componentes clave del programa incluyen ofrecer recursos como animales y enseñarles cómo cuidarlos, un apoyo económico regular como apoyo básico y motivarlos a ahorrar dinero.

Casi toda la actividad del programa se llevó a cabo en los primeros meses. Con una duración de dos años, cuando el programa terminó, el grupo participante estaba mejor en una amplia variedad de medidas. Las ganancias se mantuvieron en gran medida un año después.

El estudio revisó cosas como el gasto familiar, valor de bienes, la frecuencia en que los participantes iban a dormir con hambre, cantidad de tiempo trabajado, ingresos y salud física.

Christopher Blattman, de la Universidad de Columbia, quien estudia la pobreza pero no participó en la nueva investigación, elogió la evaluación de Karlan y dijo que la estrategia antipobreza es "un gran programa".

Stephen Smith de la Universidad George Washington, consejero del afiliado de Estados Unidos BRAC, una organización que utiliza la estrategia en Bangladesh, dijo que los resultados muestran que salir de la pobreza extrema es posible a través del autoempleo y del empleo.

Dijo que los hallazgos relacionados con un mayor gasto en comida son particularmente motivantes, porque ello es clave para mejorar el bienestar y escapar de las trampas de la pobreza.