Economía

Buscan aplicar calidad del laboratorio

Atrás quedó realizar fórmulas matemáticas con pluma y papel, ya que la cuarta revolución industrial ha transformado radicalmente los procesos en las firmas globales, como la láctea china Mengniu.
Sergio Meana | Enviado
17 julio 2016 22:28 Última actualización 18 julio 2016 5:0
leche

Desde el proceso de elaboración una botella de leche pasa por 35 pasos. (Bloomberg)

BEIJING, China.- Con la cuarta revolución industrial, una que implica un verdadero nexo entre el mundo digital y el industrial, las fábricas alrededor del mundo están ahora buscando tener la calidad conseguida en condiciones de laboratorio para productos de consumo masivo.

Para la marca de leche Mengniu, que lleva productos lácteos a 77 millones de clientes en el continente asiático, la mejora en la calidad ha implicado un incremento en las labores del área de tecnologías de la información o TI, pero un respiro para todos los empleados, explicó su directora ejecutiva, Sun Yinping.

“Desde el proceso de elaboración una botella de leche pasa por 35 pasos, involucrando a 105 pruebas de laboratorio antes de que llega a los consumidores”, dijo Yinping.

Antes un inspector de calidad necesitaba transcribir cada resultado de las pruebas en papel, calcularlos con fórmulas y determinar si las pruebas eran satisfactorias, hoy todo ese proceso es digital y se almacena en bases de datos que están integradas al proceso de producción, agregó.

El Financiero publicó que en fábricas de Europa y China la cuarta revolución industrial, o la llamada fábrica digital, es ya una realidad por la cual toda la producción puede hacerse mediante software inteligentes y luego llevados a la realidad.

Si bien existen ventajas, uno de los aspectos que más deberá cuidar esta revolución es la seguridad.

Para Shi Young, vicepresidente de la Industria Maquinaria de China “definitivamente es algo en lo que se tiene que trabajar”.
Jan Mosrik, director general del área de fábricas digitales de Siemens, coincide “al digitalizar toda la producción del mundo nos volvemos vulnerables”.

Zhang Shi Shun, director general de JIER, una de las empresas dedicadas a la construcción de fábricas y líneas de producción que ha instalado centenares de líneas de producción de Ford que ya voltea a la digitalización para mejorar sus tiempos de entrega, recuerda que a veces ni el mejor software del mundo puede resolver problemas que son de otra índole.

“Puede que esta tendencia no resuelva los problemas de tu industria, a lo mejor necesita más bien un asesoramiento de administración, (...) definitivamente que la tecnología ayuda”, indicó.