Economía

Busca Pemex atender mil poblaciones rurales con gasolineras prefabricadas

Pemex puso en marcha la primera estación de servicio rural de bajo consumo, un punto de venta de combustibles prefabricado, que es un programa piloto tomado de un exitoso modelo extendido en países en desarrollo.
Redacción
30 septiembre 2016 15:26 Última actualización 30 septiembre 2016 15:28
Pemex

(Bloomberg)

Con el fin de atender el abastecimiento de combustible en poblaciones donde no hay gasolineras instaladas, Pemex puso en marcha la primera estación de servicio rural de bajo consumo. Se trata de un punto de venta de combustibles prefabricado que puede ser instalado en poblaciones de difícil acceso en un periodo no mayor a dos semanas.

En asociación con Combured, Pemex inició este programa piloto utilizando un exitoso modelo extendido en países en desarrollo, informó la petrolera en un comunicado.

Con este nuevo modelo de franquicia se abastecerá un mercado de cerca de mil poblaciones rurales que actualmente se encuentra desatendido.

La primera gasolinera rural de baja demanda entró en funcionamiento en el municipio de Cerro de San Pedro, una comunidad rural de San Luis Potosí que, según el censo de 2010, cuenta con poco más de cuatro mil habitantes, lo que hacía poco rentable invertir en una estación de servicio tradicional que atendiera a la localidad.

Este modelo de gasolineras prefabricadas dará servicio a la población que actualmente tiene que viajar largas distancias para poder abastecerse de combustible, lo que ocasiona un incremento en los costos del transporte, de la actividad agropecuaria y del traslado de bienes y mercancías.

Además, este esquema de distribución evitará que la demanda de hidrocarburos en esas comunidades sea cubierta por el mercado informal, caracterizado por el sobreprecio y la falta de calidad en el producto que se expende, lo cual puede poner en riesgo tanto a las personas como al buen funcionamiento de motores y vehículos.

La tecnología utilizada para el desarrollo de estas gasolineras es de origen canadiense y los tanques de almacenamiento exterior son producidos en México bajo los más altos estándares de seguridad física y de protección al medio ambiente.

Las gasolineras prefabricadas cuentan con las mismas medidas de seguridad y operación de una estación tradicional en cuanto a válvulas, tuberías y equipamiento en general, a una fracción del costo y con un esquema de rápida instalación.

El proyecto fue aprobado por la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), pues cumple con todas las normas de seguridad y protección al medio ambiente necesarias para su operación.