Economía

Buque de Oceanografía está en riesgo

"Caballo Maya", embarcación de Oceanografía que se encuentra en medio de una disputa legal, tiene 60 por ciento de riesgo de hundirse ante la llegada de fenómenos meteorológicos como huracanes, indicaron abogados de la compañía.
Edgar Sigler
23 agosto 2015 23:22 Última actualización 24 agosto 2015 5:5
caballo maya

"Caballo Maya" junto con "Caballo Marango" está en medio de una disputa legal. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Un pleito por la propiedad de una de las tres mayores embarcaciones que operaba Oceanografía desató denuncias por el “extravío” del buque Caballo Maya, localizado a 20 kilómetros del puerto de Veracruz con poco combustible, sin mantenimiento y con 60 por ciento de riesgo de hundirse ante la proximidad del huracán Danny, dijeron los abogados de la empresa.

La prestadora de servicios navieros -que en 2014 perdió el control de su mayor embarcación OSA Goliath a manos de sus acreedores- quedó en medio de esta problemática, que le orillará a revisar su información financiera para presentar una nueva propuesta, a fin de convencer a sus acreedores de la viabilidad de la compañía, explicaron dos fuentes involucradas.

La alerta se disparó cuando el juez Tercero de Distrito en Materia civil, Felipe Consuelo Soto, pidió a la Procuraduría General de la República (PGR) aclarar la situación del Caballo Maya, que estaba asegurado por esta dependencia.


“Al parecer la PGR le dio la embarcación a la empresa que arrendaba el buque a Oceanografía para darle mantenimiento, porque no había dinero para hacerlo, por lo que se lo llevaron a Veracruz, pero les impidieron atrancar y el barco quedó a la deriva en alta mar. Pero el barco aún era responsabilidad de la PGR, porque no habían levantado el aseguramiento”, dijo una fuente judicial que habló bajo condición de anonimato.

Caballo Maya, al igual que su buque hermano Caballo Marango, cargan con una disputa legal entre la propietaria originaria, la firma singapurense Marfield; y la empresa que arrendaba los barcos a Oceanografía: Shipping Group México, en un pleito que se desahoga tanto en México como en Londres, ante instancias de arbitraje internacional.

“Es un volado sobre quién de estas empresas tiene el barco, y no entendemos cómo es que la PGR haya permitido que cualquiera sacara a la embarcación de Campeche”, explicaron los abogados de Oceanografía.

El buque perdió el seguro al salir del puerto donde estaba resguardado junto a la flota bajo control del Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (SAE).

Los acreedores que serían los nuevos accionistas de Oceanografía no han inyectado los más de 70 millones de dólares que aportarían por el plan de reestructura, pues ni el SAE ni la PGR han dado certidumbre sobre lo que pasa con la empresa, dijo una fuente relacionada.

“El proceso va lento derivado de las autoridades, pues no han apoyado en la medida de lo necesario. Incluso no han dicho si van a desasegurar la empresa. Los que quieren invertir no pueden porque no se ha desasegurado”, explicó una fuente judicial.