Economía

Bundesbank ve estable el crecimiento económico de Alemania

10 febrero 2014 4:57 Última actualización 19 agosto 2013 12:0

[El país debería estabilizarse tras un sólido segundo trimestre/Bloomberg] 


Reuters
 
BERLIN .- El crecimiento económico de Alemania debería estabilizarse tras un sólido segundo trimestre, señaló el lunes el banco central alemán, agregando que la orientación a futuro del Banco Central Europeo sobre las bajas tasas de interés no era un "compromiso incondicional".
 
El desempeño de Alemania -la mayor economía de la zona euro- es vital para el destino del bloque. Crecimientos mejores a lo esperado en Alemania y Francia ayudaron a la zona monetaria a salir de la recesión en el segundo trimestre.
 
En su reporte mensual para agosto, el Bundesbank dijo que la expansión en el segundo trimestre -cuando Alemania creció al mayor ritmo en más de un año- habría regresado a la economía a un "nivel normal de utilización de capacidad".
 
"En el segundo semestre de 2013, el crecimiento económico en Alemania probablemente habría regresado a tasas normales y sostenidas", agregó el texto. "El incremento esperado, que se asimila más o menos al del crecimiento potencial, garantizará que la capacidad de utilización se mantenga buena".
 
En junio, el Bundesbank dijo que el crecimiento potencial de la producción sería de alrededor del 1.3%.
 
La expansión de un 0.7% entre abril y junio se debió parcialmente a efectos de actualización por clima tras un invierno inusualmente largo y frío. Datos de Reuters muestran que la mediana del crecimiento trimestral de Alemania desde el 2000 ha bordeado el 0.34%.
 
"Vimos una mejor dinámica en el segundo trimestre y esperamos que se mantenga en el tercer y cuarto trimestre", dijo el ministro de Economía, Philipp Roesler, en una entrevista con Reuters.
 
Roesler auguró que las pequeñas y medianas empresas ganarían confianza por la estabilización de la zona euro, agregando que eso "llevaría a una mayor inversión por parte de esas empresas en Alemania, un alza en la demanda interna y mejores cifras de crecimiento".
 
En su reporte, el banco central alemán reiteró que el BCE, si bien estaba comprometido a mantener las tasas de interés bajas por un "período extenso", su postura no era inamovible y dependía de los futuros datos económicos y principalmente de la inflación.
 
"Este no es un compromiso incondicional, (...) las tasas actuales seguirán dependiendo del panorama de mediano plazo para la inflación", declaró el Bundesbank.