Economía

Bundesbank cuestiona política de salvamento del BCE

12 febrero 2014 5:4 Última actualización 26 abril 2013 11:1

[Bloomberg] La postura fue dada  conocer por el diario alemán Handelsblatt. 


 
Notimex
 
Berlín.- El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, cuestionó duramente el papel del Banco Central Europeo (BCE) en el curso que sigue para el salvamento de la zona euro, de acuerdo al diario financiero alemán Handelsblatt.
 
Ese rotativo dio a conocer un documento confidencial que el Bunesbank, el banco central de Alemania, envió al Tribunal Constitucional de Alemania, que se ocupará de las demandas contra el Fondo de Salvamento Europeo (ESM).
 
El Tribunal Constitucional de Alemania anunció que va a examinar la medida del BCE de comprar en forma ilimitada bonos estatales.
 
El Bundesbank rechaza sobre todo la posible compra de bonos estatales de los países del euro en crisis por parte del Banco Central Europeo, y señaló que la compra de esos bonos que tienen una mala calificación de solvencia, aumenta los riesgos.
 
"La compra de éstos representaría una carga excesiva para la independencia los bancos centrales (nacionales, (independencia) que es una condición para el cumplimiento exitoso de su tarea central, la salvaguarda de la estabilidad de precios", se asentó en el documento de 29 hojas elaborado por el Bundesbank para el Tribunal.
 
"Si la política monetaria toma ese escarpado curso, el retorno será difícil y solo se podrá llevar a cabo con grandes costos", aseguró el Bundesbank, que duda de que la compra de bonos de deuda europeos de baja solvencia se vaya a llevar a cabo con la imposición de estrictas condiciones para la realización de reformas y señaló el caso de Grecia.
 
El Bundesbank expresó que experiencias como ésas fundamentan los temores de que la condicionalidad en el marco de la compra ilimitada de esos bonos no vaya a proteger de compras considerables y riesgosas. Esas compras afectarían la redistribución de los riesgos a través de los balances del sistma del Euro.
 
El Bundesbank asentó además en el documento que la justificación del Banco Central Europeo para llevar a cabo esas compras es dudosa.
 
El banco central de Alemania no ve que haya necesidad de comprar bonos de baja solvencia de manera ilimitada con el fin de aportar créditos a las empresas.
 
El Bundesbank además criticó el financiamiento provisionalde Grecia a través de los créditos de emergencia ELA (Emergency Liqidity Assistans), que son autorizados por el BCE.