Economía

Bundesbank advierte estancamiento de la economía alemana

Las crecientes tensiones geopolíticas por la crisis en Ucrania y la ofensiva terrestre de Israel en Gaza a posiblemente tendrán un rol en el segundo trimestre.
Reuters
21 julio 2014 8:14 Última actualización 21 julio 2014 8:14
Alemania. (Bloomberg)

Alemania. (Bloomberg)

FRANCFORT.- La economía alemana probablemente se estancó en el segundo trimestre, dado que la actividad industrial se desaceleró por preocupaciones ante las crisis geopolíticas en el mundo, informó este lunes el banco central del país en su reporte mensual.

La pérdida de impulso en Alemania, la mayor economía de Europa, causará preocupación entre las autoridades de política monetaria que están atentas al impacto de la crisis en Ucrania y la ofensiva terrestre de Israel en Gaza sobre el bloque europeo.

La actividad de construcción de Alemania en abril y mayo estuvo por debajo de las lecturas vistas en los meses previos de invierno boreal, dijo el Bundesbank.


"La industria bajó la velocidad", dijo el banco central alemán en su reporte mensual de julio. "Además de los efectos de calendario, las crecientes tensiones geopolíticas posiblemente tuvieron un rol", sostuvo.

"Considerando que el sector de servicios probablemente se expandió más, el producto interno bruto desestacionalizado y ajustado al calendario podría mantener en el segundo trimestre el mismo nivel que en el primero", agregó.

Históricamente, la demanda doméstica no ha sido el principal motor de la economía alemana, pero los consumidores germanos han apuntalado la actividad recientemente, mientras que el crucial sector de exportaciones se ha visto en dificultades.

Economistas consultados por Reuters previamente este mes estimaron que el PIB de Alemania crecería un 0,2 por ciento en el segundo trimestre, que sería seguido de un avance del 0,5 por ciento en cada uno de los próximos cinco trimestres.

Pero la principal firma de sondeos económicos de Alemania, ZEW, indicó la semana pasada que la confianza de los inversores y analistas del país cayó en julio a su menor nivel desde diciembre del 2012, lo que sugiere que el tercer trimestre tuvo un inicio tambaleante.

Otros datos de Alemania también han apuntado a cierta debilidad. Las exportaciones, importaciones, órdenes industriales, producción y ventas minoristas cayeron en mayo en relación al mes previo. La confianza de las empresas también se ha deteriorado.