Economía

Brillo de las industrias del lujo no volverá a corto plazo

La inestabilidad cambiaria y la incertidumbre economía a nivel mundial han afectado la confianza de los grandes consumidores de EU para adquirir productos de lujo.
Bloomberg
11 julio 2016 22:35 Última actualización 12 julio 2016 5:0
Salón privado de Tiffany

Cada año, millones de personas visitan la prestigiosa tienda de Tiffany, pero sólo pocos tienen la oportunidad de entrar al Salón Privado, el cuál tiene el objetivo de hacer sentir cómodos a sus clientes.

Si el gasto en relojes caros y bolsos de moda depende de mercados estables y compradores contentos, entonces no es el momento de apostar a las firmas vendedoras de productos de lujo.

La incertidumbre económica que va desde China hasta Europa, sumada a las fluctuaciones cambiarias y bursátiles en todo el mundo ha afectado la confianza de los compradores de altos ingresos de EU, lo cual no constituye un buen augurio para la demanda del lujo.

Incluso antes de que el Reino Unido votara a favor de salir de la UE y alarmara a las firmas minoristas europeas, el intento chino de desalentar los consumos conspicuos en un contexto de desaceleración económica venía afectando a marcas internacionales como Tiffany y Prada. Sumado a un dólar estadounidense fuerte, eso derivó en menos visitas de turistas extranjeros a tiendas departamentales de EU como Neiman Marcus y Bloomingdale’s.

Mientras tanto, las acciones de las compañías globales fabricantes de productos de lujo que analizó Bloomberg Intelligence han declinado 13 por ciento en los últimos 12 meses, en comparación con una caída de cuatro por ciento del Índice MSCI World y un aumento de tres por ciento del S&P 500.

Al vacilar el país americano, hay muy pocos lugares donde las compañías vendedoras de productos de lujo puedan encontrar crecimiento.