Economía

Brexit, con implicaciones y oportunidades para la banca estadounidense

Un análisis de Deloitte sobre los efectos de la salida de Reino Unido de la Unión Europea en la banca estadounidense señala que la presión sobre el desempeño en el mercado estadounidense se intensificará.
Leticia Hernpandez
04 julio 2016 11:11 Última actualización 04 julio 2016 11:13
dólar

Los bancos basados en Estados Unidos con exposición de ingresos en el Reino Unido y la Unión Europea obviamente verán un impacto negativo directo, según Deloitte. (Bloomberg)

Entre los mayores impactos de la salida de Reino Unido de la Unión Europea en la banca estadounidense, que incluye a la mayoría de los grandes bancos globales, figuran el mayor debilitamiento del crecimiento económico global y sus implicaciones en términos de reestructurar sus operaciones y gobernancia, señala Deloitte, pero advierte también una oportunidad para mejorar su posicionamiento competitivo ante la distracción que tendrán los grandes bancos europeos y británicos en los próximos meses.

La continua incertidumbre va a entorpecer los intentos de las instituciones estadounidenses para revaluar las expectativas de rentabilidad financiera en los mercados de la Unión Europea y en el Reino Unido. Esto a su vez, obligará a los bancos estadounidenses a reducir los compromisos de inversión en el Reino Unido y posteriormente en la Unión Europea, expone Deloitte en un análisis sobre los efectos del Brexit en la banca estadounidense y agrega que la presión sobre el desempeño en el mercado estadounidense se intensificará.

Asimismo, en el terreno de las reestructuras y gobernancia, señala que los bancos estadounidenses tendrán que equilibrar la escala y velocidad de la reestructuración operativa en tanto que la forma en que se dará la separación es incierta. La fricción en la movilidad entre países de los servicios bancarios y de mercados de capitales desde el Reino Unido podría forzar una reubicación.

Las decisiones de reubicación necesitarán ser tomadas con atención en la infraestructura local, regímenes fiscales y betas de talento.

A medida que se produce la separación, los bancos tendrán que reconsiderar el almacenamiento de datos y procedimientos de acceso debido a las potencialmente diferentes normas en torno a la protección de datos en el Reino Unido y la Unión Europea.

Partiendo de un escenario base que considera un prolongado y complicado proceso de negociación que alimenta la incertidumbre política y económica, el análisis de Deloitte expone que en las próximas semanas y meses, los bancos estadounidenses se enfrentarán a temas críticos como el sentido de urgencia de ejecutar la separación de procesos de generación de ganancias.

El impacto en las ganancias de los bancos estadounidenses, incluso en aquellos únicamente enfocados al mercado doméstico, podría ser negativo.

Los bancos basados en Estados Unidos con exposición de ingresos en el Reino Unido y la Unión Europea obviamente verán un impacto negativo directo. Más ampliamente, la caída de la confianza empresarial y el potencial debilitamiento del crecimiento global podrían causar una pulverización en la demanda de crédito doméstica.

Los márgenes también enfrentarán mayor presión ante continuas tasas de interés bajas.

Los bancos de Estados Unidos tendrán que equilibrar el costo y la velocidad de la reestructuración de las operaciones en función de cómo se produce la separación del Reino Unido, si es ordenada o desordenada, inmediata o gradual. Las asociaciones de banca corresponsal y relaciones con los proveedores con empresas en el Reino Unido, y posiblemente incluso en la UE, va a exigir mucha atención a través de la próxima transición.

Entre las oportunidades que se abren está el que los bancos estadounidenses podrían aprovechar el fortalecimiento del dólar y la presión sobre los precios de los activos del otro lado del Atlántico para hacerse de franquicias.

:
Todas las notas ECONOMÍA
Euro y el sistema bancario serían los más golpeados de un “no” en Italia
Carrier 'cumple' a Trump, pero abre plazas en México
EU debe completar trabajo con sistema bancario del país: Dudley
En dos años, Edomex baja cinco posiciones en competitividad
Médicos, profesores y barrenderos, mucho más estresados que usted
Socio comercial número 1 se llama México: gobernador de Arizona
Slim te explica por qué cree que Trump puede ser bueno para México
Mañana se licita la Ronda 1.4, pero podría no ser el mejor momento
Recesión provoca que en los bares se beba menos... pero mejor y más barato
México, debe estar unido ante amenazas de proteccionismo: SE
México buscará acuerdos bilaterales con países del TPP: Peña Nieto
Comercio exterior es para que todos ganen: Guajardo
BMV cae 1.77% en la semana y extiende racha bajista
STPS prevé recuperación de 15% de poder adquisitivo por alza salarial
México debería cambiar reglas obsoletas del Banxico: Revilla
¿Quién puede ser el sucesor de Carstens en el Banxico?
Tipo de cambio sube en ranking de mayores riesgos para México
Carstens, con el 'bat' listo si la inflación acelera
5 datos por los que la COP13 te podría interesar
Tres malos augurios para México en 2017
México recibe a gigantes petroleros con una Pemex 'enferma'
Inflación se aceleraría pero se mantendrá dentro de meta: Carstens
Indicador coincidente revela debilidad en septiembre
Agustín Carstens es muy capaz y reconocido: Valentín Diez
IP toma rol protagónico en arranque de la COP13 sobre biodiversidad