Economía

Brent sube a 104.25 dólares por barril

12 febrero 2014 4:22 Última actualización 13 junio 2013 16:57

[Bloomberg] 


Reuters
 
El crudo Brent subió el jueves, siguiendo el avance de las acciones de Wall Street después de que datos económicos en Estados Unidos mostraran ventas minoristas mejores a las esperadas y una caída en las solicitudes de subsidios por desempleo.
 
Los datos positivos impulsaron al crudo Brent más temprano y ayudaron a empujar al barril en Estados Unidos a territorio positivo, antes de que otra escalada más tarde en la sesión, liderada por los futuros de la gasolina, también beneficiara al petróleo.
 
Las ventas minoristas de Estados Unidos subieron 0.6% en mayo tras incrementarse 0.1% en abril. Un reporte por separado indicó que el número de estadounidenses que pidió por primera vez beneficios por desempleo cayó la semana pasada, acercándose a su menor nivel en cinco años. [ID: nL2N0EP0TU]
 
Las acciones estadounidenses subieron a ritmo constante durante la sesión, con el promedio industrial Dow Jones volviendo a quedar sobre los 15,000 puntos y los índices Nasdaq y S&P 500 ganando algo más del 1%.
 
Los futuros del crudo Brent para julio, que expiraron el jueves, subieron 76 centavos, a 104.25 dólares por barril, tras caer hasta los 102.75 dólares. El contrato para agosto cerró con alza de 1.39 dólares, a 104.95 dólares.
 
Los futuros de la gasolina en Estados Unidos lideraron las ganancias en el complejo petrolero, al subir casi el 2%.

El petróleo para julio en Estados Unidos subió 81 centavos, a 96.69 dólares por barril.
 
El petróleo en Estados Unidos ha registrado ganancias en 6 de las últimas nueve sesiones de negociación.
 
El petróleo bajó más temprano en la sesión tras reportes que indicaron una débil demanda, incluyendo una rebaja en el panorama para el crecimiento de la economía global por parte del Banco Mundial.
 
La Agencia Internacional de Energía (AIE) dijo el miércoles que un crecimiento económico modesto estaba limitando la demanda mundial de petróleo y que algunos países desarrollados verían disminuciones absolutas en el consumo de petróleo en el 2013.