Economía

Brasil registra uno de los peores trimestres en su historia

Pese a las medidas de austeridad decretadas por el gobierno brasileño que han tenido escaso éxito, su economía se contrajo 1.7 por ciento en el tercer trimestre.
Reuters
01 diciembre 2015 23:36 Última actualización 02 diciembre 2015 5:0
[La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, no quiere que se repita otro caso de espionaje estadounidense / Reuters] 

Las medidas de Dilma Rousseff no han tenido el éxito deseado. (Reuters)

La economía brasileña se contrajo un 1.7 por ciento en el tercer trimestre contra el previo, la mayor recesión en 25 años que afecta duramente la recaudación impositiva que el Gobierno requiere para cubrir el creciente déficit fiscal.

La contracción, reportada ayer por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), fue mayor que la mediana del 1.2 por ciento de las estimaciones de 33 economistas consultados en un sondeo de Reuters.

En la comparación anual, el Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil bajó un 4.5 por ciento en el tercer trimestre, su declive más pronunciado desde el inicio de la serie, en 1996.

desplome_economico.

Las medidas de austeridad del Gobierno han tenido escaso éxito y la recesión merma los ingresos tributarios más rápidamente de lo que Brasilia puede reducir el gasto, lo que ha minado la credibilidad del ministro de Hacienda y llevó a Standard & Poor’s a bajar la calificación de Brasil a terreno especulativo.

La inversión disminuyó un 15 por ciento con respecto al año previo, en baja por noveno trimestre seguido.

El consumo de los hogares se redujo un 1.5 por ciento con respecto del segundo trimestre, con el desempleo en un máximo de seis años y con un salto en los precios al consumidor de casi un 10 por ciento en 12 meses.

Frente a los problemas de la economía y el mal ambiente político, los índices de aprobación de la presidenta Dilma Rousseff han caído a un sólo dígito este año y el ambiente se ve agravado por la evidencia de un esquema de sobornos en las principales empresas controladas por el Estado.

El IBGE revisó además el crecimiento del segundo trimestre a una contracción de 2.1 por ciento respecto del 1.9 por ciento reportado inicialmente en agosto.

EMPEORA MANUFACTURA

La contracción de la actividad manufacturera de Brasil se intensificó en noviembre debido a que las fábricas recortaron puestos de trabajo al ritmo más veloz en más de seis años, mostró un sondeo privado.

El Índice de Gerentes de Compras (PMI) para el sector manufacturero compilado por la firma de servicios de información financiera Markit cayó a una cifra desestacionalizada de 43.8 en noviembre, el nivel más bajo desde marzo de 2009, frente a 44.1 en octubre.

La marca de 50 separa la contracción de la expansión.

Una medida de empleo en el sondeo PMI bajó a 42.2 en noviembre desde 45.3 en octubre.

“El sector manufacturero de Brasil sigue languideciendo en la medida en que disminuye la demanda”, comentó la economista de Markit Pollyanna De Lima.