Economía

Brasil debe hacer
más para cumplir meta presupuestaria: FMI

El Fondo Monetario Internacional indicó que Brasil necesita más medidas para lograr la meta de un superávit presupuestario primario del 1.2 por ciento del Producto Interno Bruto, así como una consolidación fiscal que ayude a reducir la deuda pública.
Reuters
12 mayo 2015 17:59 Última actualización 12 mayo 2015 17:59
Brasil

Los errores del gobierno brasileño han arrastrado a la economía del país a una probable recesión, afirmó el FMI.(Bloomberg)

BRASILIA.- Brasil debe hacer más si quiere cumplir este año con su meta presupuestaria de superávit primario, y se necesitan reformas económicas profundas para impulsar un crecimiento más fuerte en el futuro, dijo hoy el Fondo Monetario Internacional.

En su evaluación anual, el FMI apuntó a los errores del gobierno que han arrastrado a la otrora floreciente economía brasileña hacia lo que se proyecta una recesión este año, pero respaldó las políticas más ortodoxas del ministro de Hacienda, Joaquim Levy.

El FMI señaló que se necesitarán más medidas para lograr la meta de un superávit presupuestario primario del 1.2 por ciento del Producto Interno Bruto. El superávit primario -los ingresos excedentes antes del pago de intereses de deuda- es un indicador clave de la capacidad del país para pagar su deuda.

"Se requiere una consolidación fiscal ambiciosa para reducir la deuda pública y restaurar la credibilidad de la política monetaria", dijo el FMI en el reporte, completado el 4 de marzo.


Ante un desplome de la confianza empresarial tras haber obtenido su reelección en octubre, la presidenta Dilma Rousseff eligió a Levy -un reconocido "halcón" en materia fiscal- para volver a equilibrar las cuentas públicas tras años de gasto descontrolado.

Levy ha liderado un impopular plan de austeridad que aumentó los impuestos a cosméticos y a productos importados, y ha cortado con dureza el gasto en los programas gubernamentales.

Levy ha advertido que el gobierno está dispuesto a volver a incrementar los impuestos, despertando una oleada de quejas de líderes empresariales y sindicales y de algunos políticos que creen que la austeridad sólo profundizará la recesión.

El FMI dijo que Rousseff necesita avanzar con reformas estructurales para reducir el costo de hacer negocios en Brasil y volver al país más productivo.

"Las reformas estructurales son críticas para mejorar la capacidad productiva de la economía
y para asegurar un crecimiento fuerte, sostenido y equilibrado en el mediano plazo", dijo el FMI.

Las reformas para revisar las generosas pensiones y los beneficios por desempleo ya están sufriendo la dura resistencia de aliados de Rousseff en el Congreso.