Economía

Bono en libras, menos
de un punto porcentual de la deuda de México: Signum Research

Héctor Romero refirió a Carlos Mota que esta colocación es un primer paso para que México pueda demostrar que tiene capacidad de pago, lo que le permitirá acceder a otro tipo de instrumentos.
Redacción
13 marzo 2014 10:8 Última actualización 13 marzo 2014 12:30
libra esterlina (bloomberg)

El bono centenario que colocó México en el mercado londinense tuvo una demanda de 2.5 veces. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El bono de deuda que colocó ayer el gobierno mexicano en el mercado de Londres representa una tercera parte de un punto porcentual de la deuda del país, por lo que lo importante del mismo es el plazo a cien años, señaló Héctor Romero, director general de Signum Research.

“Esta colocación es un símbolo importante, mil millones de libras esterlinas son 22 mil millones de pesos, representa una tercera parte de un punto porcentual de la deuda total del gobierno mexicano, relativamente es muy poquito, pero lo importante es el plazo”, apuntó.

El colaborador del noticiero de El Financiero Bloomberg refirió a Carlos Mota que esta colocación es un primer paso para que México pueda demostrar que tiene capacidad de pago, lo que le permitirá acceder a otro tipo de instrumentos.




“Lo importante aquí es que sientas un precedente, mil millones de libras no es tanto dinero, pero en cuanto este bono empiece a tener una historia entonces a México le abrirá posibilidades de emitir otros bonos, y, al final, extender el plazo de la deuda soberana siempre es muy importante”, aseveró.

Agregó que el bono centenario, que tiene una calificación en libras de BBB+ asignada por Standard and Poor’s, tuvo una excelente recepción en el mercado londinense, pues presentó una sobre demanda de 2.5 veces.

Esta emisión le permitirá al gobierno mexicano emitir más deuda que a su vez servirá para financiar proyectos de infraestructura de largo plazo, comentó.

Romero destacó que siempre que el país demuestre que tiene capacidad de pago podrían realizarse emisiones a tasas más bajas, en el caso de que el ambiente de tasas de interés bajas a nivel mundial permanezca.