Economía
entrevista
Alfredo Nolasco, Director general de Bombardier en México

Bombardier apuesta
a nuevos trenes

Alfredo Nolasco, director general de Bombardier en México, señala que hay interés por participar en proyectos como
el  Transpeninsular y el de México-Toluca,
Carlos Mota
18 marzo 2014 22:2 Última actualización 19 marzo 2014 5:0
Etiquetas
Alfredo Nolasco

Alfredo Nolasco, director de Bombardier./(Edgar López)

CIUDAD DE MÉXICO.- El director general de Bombardier en México, Alfredo Nolasco, señala que el interés de la empresa canadiense, líder mundial en trenes, es participar en todas las licitaciones sobre el tema que convoque el gobierno federal.

__ ¿Cuál es la historia de Bombardier en nuestro país?
__ Nosotros llegamos en 1992, en 1993 Bombardier adquirió lo que se llamó Concarril (Constructora Nacional de Carros de Ferrocarril) y a partir de entonces hemos tenido una historia de amor con el estado de Hidalgo, una historia de crecimiento y fortalecimiento tanto de nosotros como de la región de Ciudad Sahagún.

__ ¿Qué es Bombardier en todo su alcance en el mundo?
__ Es canadiense. Es una empresa nueva que se fundó en 1942. Entonces nosotros tuvimos la oportunidad de comprar varias empresas armadoras de ferrocarriles en todo el mundo.

Tenemos 67 plantas alrededor del mundo. Somos alrededor de 75 mil empleados de Bombarderier. En México somos alrededor de cuatro mil. Tenemos dos mil empleos en el área de transporte y dos mil en aeroespacial.

__ Después de mucho tiempo México está entrando en esta etapa de querer el gobierno desarrollar nuevas líneas ferroviarias. ¿Cuál es su posición?
__ A nosotros nos da mucho gusto ver que después de 20 años de México de estar dormido el sector ferroviario de pasajeros, finalmente vendrán seis proyectos y son los que están planteados en el Programa Nacional de Infraestructura.

Lo que tenemos hoy que es una gran oportunidad de que le vaya muy bien a estos proyectos. Estamos interesados en participar en todos los proyectos de licitación del gobierno federal. Es decir, el Transpeninsular, entre Mérida-Punta Venado, con extensiones hacia Cancún y Campeche; el de México-Toluca, hay uno del Metro Tres de Guadalajara, el Metro de la línea tres de Monterrey. También el México-Querétaro.

__ ¿Ustedes pueden participar en todos?
__ Sí, nosotros, Bombardier, podemos entrar desde la concepción hasta el mantenimiento, la operación, la construcción, hacemos todo de los trenes. Algo muy sencillo, Bombardier cree en México. México es un socio estratégico.

Hemos puesto 700 millones de dólares en este país. Damos empleo a cuatro mil personas y creemos fundamentalmente en la comunidad, queremos ser parte de la historia de éxito del desarrollo ferroviario de este país.

__ ¿Cuál es la diferencia o la ventaja de esta empresa frente a otras? ¿Ustedes que ofrecen diferente?
__ Simplemente somos el líder mundial en trenes. Alrededor de cien mil trenes del mundo son de nosotros. Alrededor de 40 por ciento de los trenes que ruedan en el planeta son de nosotros. Tenemos el tren más rápido del mundo comercial. El CS300 que corre en Italia a 360 kilómetros por hora.

Tenemos muchas tecnologías. Por ejemplo, tenemos uno ideal para proyectos como el de Toluca. Son proyectos donde permiten tener una subida y pendientes muy grandes por las características que tenemos de cambio climático.

__ ¿Cada uno de estos proyectos que se están licitando estaría pensando en una tecnología diferente?
__ Sí, los trenes son como trajes a la medida. Para los grandes proyectos en infraestructura como el México-Toluca, México-Querétaro, incluso el Transpeninsular, lo que se tiene que ver un paquete porque muchas veces la tecnología puede dar la facilidad de movilidad entre un punto y otro y puede ser muy atractiva en el momento en el cual la infraestructura que se construya haga que los costos se reduzcan.

Las soluciones que nosotros tenemos por ejemplo pueden ahorrarle miles de millones de dólares al gobierno federal en la construcción de trenes porque no tienes que ver túneles, túneles tardados .

__ ¿La construcción la hacen ustedes?
__ No, lo que estamos buscando es que existan las posibilidades que hacer proyectos consorciados, nosotros hacemos trenes, los constructores civiles hacen la obra civil.

__ ¿Cuál sería un ejemplo o es posible que menciones empresas con las que ustedes podrían aliarse para este propósito?
__ No quisiera decir los nombres de nuestros socios, pero de cualquier forma sí hemos tenido una serie de acercamientos no solamente en México sino en todo el mundo para poder realizar proyectos de infraestructura de gran carga.

__ ¿Qué pasa si ustedes ganan todas?
__ ¡Maravilloso, nos vemos en otra entrevista! Pero yo creo que en México tenemos que fomentar la competencia. Como te decía creo que esto debe ser visto como un principio del desarrollo de una red más extensa de ferrocarriles. Me encanta decirlo, cuando le vaya bien al proyecto del presidente Peña habrá el apetito de distintos lugares para desarrollar proyectos ferroviarios.

__ ¿Lo que se produce en Sahagún, en México ¿se exporta también a otros países?
__ Sí, nuestra planta es básicamente exportadora, nosotros participamos activamente en el metro de Nueva York, Chicago, en San Francisco; hacemos carros de aluminio en Ciudad Sahagún, por ejemplo, no sé si escuchaste de unos carros completos en el metro de Kuala Lumpur saliendo de nuestra planta en Hidalgo y que ahora están forrando en Malasia.

Y también estamos participando en la construcción del metro sauidí de allá de Arabia. Entonces somos una instalación netamente exportadora.

__ ¿Cómo salen de Ciudad Sahagún?
__ En plataforma. Las suben en unas plataformas, llegan al puerto designado y de ahí salen en barco hasta su destino final.

__ ¿Cada cuándo los están enviando?
__ Es muy rápido. Llegan a tiempo y nuestros clientes están satisfechos con la mano de obra mexicana y es por eso que definitivamente queremos invertir en México.

__ ¿Cuánto tarda en hacerse un carro de un tren?
__ Mucho más de un día, no hacemos ni licuadoras ni autos. En realidad un tren tiene un ritmo más lento de producción, tiene piezas muy complejas. Para darte un dato, estamos armando locomotoras de exportación en México. Las tenemos en nuestra planta de Ciudad Sahagún. La producción nos da para una locomotora y media al día.

__ ¿Qué tipo de gente se recluta, con qué capacidades técnicas y qué tan fácil es encontrar la mano de obra adecuada para lo que ustedes hacen en México?
__ Déjame darte un ejemplo de nuestra operación de la planta en Querétaro. Cuando Bombardier decide venir a México e instalarse en Querétaro una de las condiciones que tuvimos que poner era el desarrollo de los recursos humanos.

Entonces, además de la inversión que hicimos hubo un compromiso del gobierno estatal y del gobierno federal para desarrollar la universidad aeroespacial de Querétaro, la UNAQ, en donde nosotros los vemos como socios estratégicos. Estos chavos que salen a trabajar hoy en día han ganado premios al interior de Bombardier y se han vuelto capacitadores en todo el mundo.

Tenemos gente de nosotros trabajando en nuestras plantas en Canadá siendo jefes de canadienses, de alemanes, dando muestra de que el mexicano cuando quiere puede y lo hace muy bien, y es respetado.

Hemos puesto 700 millones de dólares en este país y damos empleo a más de 4 mil personas, creemos fundamentalmente en la comunidad.