Economía

BOLSA pierde tras el anuncio de BIVA

El valor de capitalización de la Bolsa Mexicana de Valores, listada en el mercado bajo la clave de pizarra BOLSA, cayó en 800 millones de pesos desde el anuncio de que está en trámite la concesión para una nueva bolsa de valores.
Clara Zepeda
08 noviembre 2015 22:3 Última actualización 09 noviembre 2015 18:28
Billetes

(Bloomberg)

Tras la solicitud que realizó Central de Corretajes (CENCOR) a Hacienda para obtener una concesión para operar una segunda bolsa de valores en México, que se llamará Bolsa Institucional de Valores (BIVA), la emisora Bolsa perdió más de 800 millones de pesos en su valor de capitalización.

Las acciones de la entidad bursátil Bolsa cayeron 4.73 por ciento nominal desde el anuncio de BIVA, al pasar de 28.49 pesos el 29 de octubre -cuando se anunció BIVA- a 27.14 pesos al cierre del viernes.

Los títulos de Bolsa retrocedieron hasta 26.96 pesos el 4 de noviembre. El valor de mercado de Bolsa culminó la semana pasada en 16 mil 93.7 millones de pesos, lo que significó una pérdida de 800.6 millones de pesos en prácticamente siete sesiones de remates.

José-Oriol Bosch Par, director general de la BMV aseguró que hay espacio para una segunda bolsa, siempre y cuando la “cancha” de operación sea “pareja” y aunque CENCOR y Nasdaq anunciaron que BIVA usará la tecnología de Nasdaq X-Stream para operar en México, la BMV no lo considera un riesgo.

“La BMV es una operadora del mercado de valores integrada verticalmente, que realiza actividades de negociación y post-negociación, lo cual es otro factor clave que dificulta aún más la entrada en este mercado. Bolsa controla actualmente tanto la Contraparte Central de Valores e Indeval, las compañías que llevan a cabo las operaciones de post-trading (custodia, compensación liquidación, y préstamo de valores) en México”, reconoció Juan Carlos Arandia, analista de Accival.

Añadió que el impacto potencial sobre los ingresos brutos de Bolsa sería mínimo, dado que las comisiones por negociación de instrumentos de renta variable representan solo el 10 por ciento de los ingresos brutos totales de Bolsa.