Economía

BoJ debería de comprar deuda a más largo plazo: candidato

12 febrero 2014 5:35 Última actualización 01 marzo 2013 9:9

 [Bloomberg] Tomaría a la entidad entre 3 y 5 años elevar la inflación al 2%, señala Kikuo Iwata. 


 
 
Reuters
 
El Banco de Japón (BoJ) necesita comprar deuda del Gobierno con una duración de 5 años o más para alentar las expectativas de inflación, dijo uno de los nominados del Gobierno para ser subgobernador del banco central en una entrevista con una revista publicada el viernes.
 
Kikuo Iwata, un académico que apoya la política monetaria no convencional, dijo a la revista Diamond que podría tomar entre 3 y 5 años alcanzar la nueva meta del BoJ de elevar la inflación al 2%, superando el periodo de dos años propuesto por el nominado del Gobierno para liderar el banco central.
 
Expandir el esquema de compra de activos, que actualmente se restringe a la deuda con duración de 3 años, alentaría las expectativas de inflación debido a que la deuda a más largo plazo es más sensible a los cambios en los precios al consumidor, dijo al semanario comercial.
 
"Es efectivo para un banco central comprar activos con menor liquidez que el sector privado encuentra difíciles de mantener", dijo Iwata, que ha llamado previamente al BoJ a comprar deuda a más largo plazo.
 
"Ahora mismo, lo que el BoJ debería estar comprando son bonos de largo plazo con un duración de 5 años o más", agregó.
 
El primer ministro Shinzo Abe nominó el jueves a Iwata como candidato a subgobernador del Banco de Japón. La revista no sostuvo cuando se llevó a cabo la entrevista.
 
La compra de deuda a largo plazo y una mayor atención en los balances de cuenta corriente de los bancos marcarían un quiebre frente a la actual política del BoJ, algo que Abe ha estado promoviendo en sus intentos por busca reactivar la economía después de casi dos décadas de letargo.
 
El BoJ ha prometido inyectar 101 billones de yenes (1 billón de dólares) mediante el esquema para fines de este año. En enero, el banco central acordó comprar 13 billones de yenes en activos por mes, incluyendo 2 billones de yenes en bonos del Gobierno, a partir del 2014.