Economía

BNP Paribas dejará de financiar proyectos de gas y petróleo 'shale'

En un comunicado, el grupo francés anunció que tomará estas medidas porque desea ayudar a disminuir el uso de carbón e impulsar el uso de energía sustentables.
Redacción
11 octubre 2017 15:35 Última actualización 11 octubre 2017 15:36
Gas shale (shutterstock)

Gas shale (shutterstock)

El grupo BNP Paribas dejará de hacer negocios con empresas cuya actividad principal sea la exportación, producción, distribución o comercialización de petróleo y gas a partir de esquisto (shale) y petróleo de soportes de alquitrán o arenas bituminosas.

El grupo francés también está cesando el financiamiento de proyectos que estén principalmente involucrados en el transporte o exportación de los dos hidrocarburos mencionados.

Lo anterior incluye no financiar terminales gas natural licuado, que predominantemente procesan y exportan shale, ni de oleoductos que transportan principalmente gas de esquisto o petróleo de arenas bituminosas.

En un comunicado, la institución financiera agregó que a partir de este miércoles tampoco financiará proyectos de exploración y producción de petróleo o gas en la región del Ártico.

Estas nuevas medidas complementan las decisiones anteriores del Grupo de reducir su apoyo a minas y generación de energía a partir del carbón, para aumentar a 15 mil millones de euros (17 mil 800 millones de dólares) su financiamiento total a proyectos de energía renovable en 2020 y destinar 100 millones de euros (118 millones de dólares) en inversiones en startups desarrolladoras de soluciones innovadoras para la transición energética.

Jean-Laurent Bonnafé, director general de BNP Paribas, declaró en el mismo texto que el banco es conocido en el sector energético, en el que buscan dar el paso a un mundo más sostenible.

"Somos un socio del sector energético y estamos decididos a apoyar la transición hacia un mundo más sostenible y contribuir a la ‘descarbonización’ de la economía (...) Estamos comprometidos a trabajar y apoyar a los socios del sector energético que han decidido hacer de las cuestiones medioambientales una parte central de su política de negocios”, aseguró.