Economía

BMV recorta pérdidas y cierra con caída de 2.23%

Inicialmente, tras el triunfo de Donald Trump el mercado mexicano abrió con un desplome de 4.5%, que luego logró remontar. Aún así, entre las pocas empresas ganadoras de la sesión figuraron Industrias Peñoles, Grupo México y Coca-Cola Femsa.
Abraham González
09 noviembre 2016 16:27 Última actualización 09 noviembre 2016 16:36
Bolsa Mexicana de Valores. (El Financiero)

Bolsa Mexicana de Valores. (El Financiero)

A pesar de abrir con un desplome de más de 4.5 por ciento tras el sorpresivo triunfo de Donald Trump en la presidencia de Estados Unidos, el mercado mexicano recortó las caída y finalizó con un descenso de 2.23 por ciento, con lo que se ubicó en 47 mil 390.66 puntos.

El pesimismo de los inversionistas al interior de la Bolsa Mexicana de Valores se vio disminuido debido al comportamiento positivo de los mercados norteamericanos.

Por otro lado, el volumen de operaciones en el mercado accionario local repuntó, de forma similar a lo registrado en Nueva York, un 97 por ciento respecto al promedio de los últimos 10 días.

Al interior de la muestra del IPC, el sesgo fue negativo, aunque con amplios contrastes.


Por el lado de las pérdidas, destacaron los movimientos de Nemak, con un desplome de 8.15 por ciento; Grupo Financiero Banorte, con 7.44 por ciento, y Grupo Carso, con 6.44 por ciento.

En contraste, entre las pocas empresas ganadoras de la sesión estuvo Industrias Peñoles, con un fuerte repunte de 12.95 por ciento; Grupo México, con 4.20 por ciento, y Coca-Cola Femsa, con 0.22 por ciento.

El buen desempeño de las mineras, de acuerdo con analistas, se debió a la depreciación del peso tras el triunfo de Donald Trump, debido a que los metales que extraen esas compañías, como el oro y la plata, se cotizan en dólares. Así, al depreciarse la moneda mexicana, las ganancias de dichas empresas se verían impulsadas en los próximos meses.

Mientras tanto, en Nueva York, el ánimo fue opuesto al esperado, pues los principales índices bursátiles cerraron con sólidos avances. El promedio industrial Dow Jones ganó 1.40 por ciento, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq repuntaron 1.11 por ciento, en ambos casos.

El sector financiero y el de salud fueron los dos más beneficiados de la jornada, pues en ambos casos, la expectativa con Clinton era de regulaciones más estrictas, que podrían haber disminuido sus márgenes.

El ascenso de los índices de Nueva York se dio a contracorriente del comportamiento de sus futuros, registrados ayer por la noche, los cuales habían descendido más de 3 por ciento.