Economía

BMV, expectante a propuesta

10 febrero 2014 4:14 Última actualización 09 septiembre 2013 5:10

[Luis Téllez afirmó sobre la posibilidad  de gravar actividades en Bolsa, que van a revisar de manera detallada la propuesta presidencial / Cuartoscuro] 


 
 
Clara Zepeda / Eduardo Ortega
 
 
 
Si bien considera que la propuesta de reforma hacendaria que envió el Ejecutivo al Congreso es “adecuada”, Luis Téllez, presidente de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), recibió con reservas el impuesto a las ganancias de capital.
 
 
En la propuesta fiscal que mandó ayer Enrique Peña Nieto al Legislativo se contempla “establecer un gravamen a los ingresos de las personas físicas por enajenación de acciones en la Bolsa Mexicana y un impuesto adicional a los dividendos que distribuyan la personas morales. En ambos casos, el impuesto será cedular y tendrá una tasa de 10 por ciento”.
 
 
Dicha propuesta la ha realizado en reiteradas ocasiones el Partido de la Revolución Democrática (PRD), que ahora está en la reforma fiscal al amparo del Pacto por México.
 
 
Al preguntarle su impresión sobre la posibilidad  de gravar actividades en Bolsa, Luis Téllez declaró a El Financiero, que van a revisar de manera detallada la propuesta de la presente administración.
 
 
No obstante, dijo que en términos generales “ me parece adecuada toda la reforma (...) Todas las reformas que ha mandado el presidente son “extraordinarias” y en este caso, es una reforma muy buena. No le puedo dar  más detalles, hasta que esté ya lista”.
 
 
Para Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, el impuesto a las ganancias en la Bolsa Mexicana desincentivará la inversión de cartera.
 
 
Aunque la economía se ha caracterizado por tener una alta volatilidad como consecuencia del ambiente internacional incierto, México, al contrario de otras naciones no tiene barreras a la entrada y salida de capitales, lo que en cierta medida provocaba un incentivo a la inversión de cartera, sobre todo también por el diferencial de tasas de interés con Estados Unidos.
 
 
“Al imponer un impuesto sobre las ganancias a la BMV se desincentiva la inversión de cartera a la vez que se incentiva la inversión productiva, pero el efecto en el corto plazo será un cambio en las posiciones de inversión que lleven a caídas en la bolsa y a un cambio en la expectativa de rendimiento para el cierre de este año”, alertó.