Economía

BMV, entre las más caras del mundo: Credit Suisse

El mercado de renta variable del país es una de las plazas más caras del mundo, advirtió Credit Suisse, el cual señaló que 
cualquier estrategia adecuada para invertir en éste debería incluir la gestión activa,en lugar de la realización de inversiones pasivas.
Leticia Hernández
01 junio 2015 22:6 Última actualización 02 junio 2015 5:5
Etiquetas
Bolsa Mexicana de Valores (BMV) (Bloomberg/Archivo)

 El mercado de renta variable en el país, uno de los más caros del mundo, advirtió Credit Suisse. (Bloomberg/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.-El mercado de renta variable en México atraviesa dificultades para batir su máximo histórico alcanzado en otoño de 2014 y la explicación podría radicar en su elevada valoración, siendo una de las plazas más caras del mundo, advirtió Credit Suisse en su reporte mensual sobre inversiones en América Latina.

El reporte realizado por el área de Banca Privada y de Gestión Patrimonial explica que la valuación actual del mercado de renta variable de México – con una razón de precio a utilidad de 19 veces-, sólo se fundamenta en la expectativa de un notable aumento de los beneficios de los corporativos en los próximos años, “cosa que no resulta muy realista”, señala Fernando Buendía, encargado de Soluciones Estratégicas de Credit Suisse México.



“Cualquier estrategia adecuada para invertir en el mercado mexicano de renta variable debería incluir la gestión activa, con un riguroso proceso de selección de valores, en lugar de la realización de inversiones pasivas. Apostamos por empresas con fundamentos sólidos, elevados rendimientos del capital, fuerte crecimiento de las ventas y valoración razonable. Hay oportunidades identificadas en el sector financiero, en ciertas empresas de comercio minorista, aeropuertos y Fibras”, indicaron.

Las expectativas económicas de Mexico incluyen el beneficio por la reaceleración de la economía estadounidense en los próximos meses, así como la posibilidad de que la reciente estabilización de los precios del petróleo debería ejercer un efecto positivo sobre la ejecución de las reformas energéticas, ya que los nuevos proyectos resultan ahora más atractivos.

Al hacer un balance sobre la economía mexicana, el banco destaca que el sector privado evoluciona de forma positiva.